Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos nuevas víctimas por el envenenamiento del aceite adulterado

Un niño de diez años y una mujer de 37, fallecidos, respectivamente, en el hospital del Niño Jesús y en la Ciudad Sanitaria Primero de Octubre, de Madrid, son las últimas víctimas del síndrome tóxico, según informaron fuentes del Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social. Con estos dos casos, las víctimas del síndrome tóxico ascienden a 181.

El niño de diez años fue ingresado por primera vez en Palencia, el pasado 5 de mayo, y volvió a ingresar en el hospital del Niño Jesús el pasado 14 de octubre. Dieciséis días más tarde ingresaba en la unidad de vigilancia intensiva (UVI). La señora de treinta años fue ingresada por primera vez el 6 de junio, volvió a ser reingresada el 26 de julio y falleció el 1 de noviembre.Los hospitalizados en toda España son 709, de los que 549 corresponden a Madrid, donde se produjo también un ingreso, tres reingresos y once altas. En las restantes provincias, los hospitalizados son 160. En este período se han producido tres ingresos, un reingreso y siete altas.

La oficina de Prensa del Partido Socialista Obrero Español hizo público ayer una nota, al cumplirse los seis meses del primer fallecimiento por causa del síndrome tóxico. En la citada nota, el Partido Socialista Obrero Español afirma que «el Gobierno está incumpliendo sistemáticamente muchas de las veintiséis medidas aprobadas por el Pleno del Congreso de los Diputados el día 17 de septiembre, al finalizar el denominado debate de la colza».

Para los socialistas, ello supone «no sólo una actitud negligente, sino también un menosprecio para con los afectados por el envenenamiento masivo, para con los españoles en general y para con el propio Parlamento».

A juicio del PSOE, «el Gobierno no ha adoptado las medidas para iniciar la realización de estudios prospectivos sobre la población potencialmente afectada por el síndrome tóxico (el plazo finalizó el día 31 de octubre, según la medida veinticinco)». Asimismo, «el Gobierno no ha puesto en marcha el sistema integral de vigilancia epidemiológica, no obstante haber mandatado el Congreso de los Diputados a la Dirección General de Salud Pública para poner en marcha tal servicio de forma inmediata (en la medida novena)».

La nota socialista apunta también que «el Gobierno no ha publicado aún en el Boletín Oficial del Estado la convocatoria de oposiciones para cubrir las plazas de epidemiólogos que se encuentran vacantes. El Congreso mandato al Gobierno para convocar estas oposiciones de forma inmediata (en la medida vigésima)».

El PSOE se queja de que el Gobierno no haya enviado aún al Congreso de los Diputados el proyecto de ley de crédito extraordinario que, para financiar ayudas no previstas en los regímenes de la Seguridad Social, tendría que haber enviado al Parlamento con carácter inmediato, y dice que el Ejecutivo no ha incluido, de manera específica, en las consignaciones de la Secretaría de Estado para el Consumo ninguna partida de apoyo a la creación, por las corporaciones locales, de oficinas de información a los consumidores y de servicio de control.

Los socialistas denuncian, asimismo, que el Gobierno no haya aprobado aún el plan de inspección de los establecimientos industriales del sector alimentario y afirman que «el Gobierno no ha hecho público el calendario de actualización de las reglamentaciones técnico-sanitarias de desarrollo del Código Alimentario. Tal calendario debió ser elevado al Gobierno por la comisión interministerial de organización alimentaria, antes del día 17 de octubre.

Con independencia de los anteriores incumplimientos, el PSOE entiende que el Gobierno está dificultando, consciente o inconscientemente, el cumplimiento de, cuando menos, otras tres de las medidas aprobadas por el Congreso de los Diputados y denuncian que a la gran mayoría de los afectados no se les haya hecho entrega aún de la cartilla sanitaria de afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de noviembre de 1981

Más información

  • Los socialistas denuncian la negligencia del Gobierno