Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CEOE negociara con Economía la modificación de su postura respecto al ANE

Las diferencias entre Gobierno y patronal surgidas con el abandono por parte de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) de la comisión de seguimiento del Acuerdo Nacional sobre Empleo (AN E) podrían quedar solventadas de llevarse a cabo la reunión prevista para la próxima semana entre la patronal y el ministro de Economía y Comercio, Juan Antonio García Díez. Con esta entrevista, según han señalado en medios sindicales, la CEOE intentaría salir de la desairada situación en que su decisión ha colocado a la cúpula empresarial.

La reunión, según señalaron ayer fuentes del Ministerio de Economía, se llevará a cabo a partir del próximo lunes. Las relaciones entre patronal y Gobierno, tras la serie de declaraciones efectuadas, tanto por sindicatos y patronal como por la propia Administración, se han enrarecido en los últimos días, y, de acuerdo con las citadas fuentes, se espera que la reunión servirá para encauzar nuevamente los contactos entre ambas partes.Lo que es indudable es que por parte de la CEOE existe verdadero interés por aclarar su postura respecto al ANE. La espantada de la cúpula empresarial ha colocado a la misma en una delicada situación, máxime cuando, parece muy difícil justificar una medida semejante, y cuando la propia CEOE no ha dado todavía razones que expliquen plenamente su salida de la comisión de seguimiento. En esta perspectiva hay que analizar la oferta hecha por el secretario general de la CEOE, José María Cuevas, en cuanto a mantener un deba te abierto con el ministro de Economía y Comercio sobre la consolidación sindical y los Presupuestos Generales del Estado para 1982. Debate que habría de ser televisado, según manifestó el propio Cuevas.

En esa misma reunión -dice la nota remitida por el Servicio Empresarial de Noticias-, los representantes de la CEOE mostraron su sorpresa respecto a las declaraciones efectuadas por Felipe González en el sentido de que el ANE ha favorecido a la izquierda. Según especifica la citada nota, la sorpresa de los representantes empresariales tiene su origen en que "al firmar dicho acuerdo siempre consideraron que se encaminaba a favorecer la creación de puestos de trabajo y no a determinados grupos políticos".

La vuelta de los empresarios al ANE parece absolutamente segura, y cada vez se confirma más que la decisión adoptada por la patronal tenía unos motivos de presión política, ajenos en gran parte al desarrollo del acuerdo. Aunque posiblemente tengan mucho que ver con los Presupuestos Generales del Estado. José María Cuevas calificó días pasados de intento de intoxicación mezclar la crítica a los Presupuestos con un presunto intento de la CEOE de derechizar la política económica del Gobierno. Esta afirmación era ayer recogida por Europa Press, al informar sobre las impresiones detectadas en medios de la patronal acerca de la respuesta que la CEOE podía dar a las puntualizaciones que la Subsecretaría de Presupuesto y Gasto Público formuló el sábado día 10. Y el mismo Ferrer Salat, presidente de la CEOE, aclaraba el mismo sábado, en el transcurso de una conferencia celebrada en Barcelona, que el ANE "lo defendimos y lo seguiremos apoyando para que sea todo un éxito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1981