Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica colocación de un mural teresiano en la catedral de Avila

Una importante polémica se ha desatado en los medios artísticos abulenses a raíz de la colocación en la catedral de un mural del pintor Teok Carrasco, de ascendencia abulense, con escenas de la vida de santa Teresa. La Asociación de Artistas Plásticos abulenses ha calificado este hecho como «un atentado, ya que rompe el entorno estético de la catedral».Las obras de instalación del mural comenzaron el pasado miércoles. Dadas sus grandes dimensiones fue necesario romper dos de las cornisas del interior del primer templo abulense, hecho que fue presenciado por este corresponsal. Una vez conocida esta actuación. fue convocada la comisión provincial del Patrimonio Histórico-Artístico, ya que la catedral está declarada monumento nacional desde 1974.

La citada comisión ha estimado que por las características de la pintura, por su tamaño, valor y por las técnicas empleadas no resulta adecuada la obra pictórica en relación con el sitio en el que pretende ser ubicada. En consecuencia, ha solicitado del obispo de la diócesis que se proceda urgentemente a la suspensión de los trabajos de colocación del mural y que remita a la comisión información sobre un posible nuevo emplazamiento e insisten en que se reparen los daños causados.

La Asociación de Artistas Plásticos abulenses apoya la decisión de la comisión del Patrimonio Histórico-Artístico.

Respecto a la calidad de la obra, manifestaron que «carece de los valores artísticos más esenciales». De acuerdo con una encuesta realizada entre visitantes de la catedral, la opinión mayoritaria de los mismos se muestra contraria a la instalación del mural en el templo.

El autor del mural ha señalado a este periódico que es el obispo el que tiene en sus manos la resolución del problema. En su opinión, el mural ha gustado mucho al público que lo ha visitado, la polémica le ha favorecido. La realización de la obra le ha upuesto seis meses de trabaje. y también han corrido por su cuenta los gastos de traslado.

El obispado, por su parte. ha presentado un escrito de la comísión provincial del Patrimonio Histórico-Artístico en el que señala que el mural tiene fines didácticos. Asimismo indica clue estará durante un año en su actual emplazamiento, para pasar posteriormente al museo catedralicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 1981