_
_
_
_

El Colegio de Abogados inicia la investigación sobre las "filtraciones" del sumario del 23-F

La junta de gobierno del Colegio de Abogados de Madrid decidió en su reunión de ayer solicitar de la Comisión de Deontología que abra una investigación sobre las supuestas filtraciones a la Prensa del sumario del 23 de febrero, que ha denunciado ante este organismo el Consejo Supremo de Justicia Militar. A este respecto, el decano del citado colegio, Antonio Pedrol Ríus, declaró ayer a EL PAÍS que la investigación se había encargado con gran urgencia a dos diputados de la Junta de Gobierno. «No nos desentendemos del problema», señaló Pedrol Ríus, «pero es necesario que la Comisión de Deontología recoja primero en un informe todos los hechos, antes de que la Junta de Gobierno decida si ha habido falta ética o no». El decano del Colegio de Abogados precisó en todo momento que no se podía hablar globalmente de grupos de abogados del 23-F, cuando todos los indicios parecían apuntar hacia una sola persona cuya identidad tendrá que demostrarse. Es precisamente la identidad del abogado presunto responsable de las filtraciones a la Prensa del sumario del 23 de febrero la que ha provocado graves disensiones entre los defensores de dicho sumario, que han culminado con la decisión de uno de los letrados, Justo Maestre Aznar, de abandonar la defensa del teniente de la Guardia Civil Pedro Izquierdo Sánchez. Al parecer, en los últimos días se había producido una escisión cada vez más profunda entre el abogado defensor del teniente coronel Tejero, Angel López-Montero, y el propio Justo Maestre, a quien sectores próximos al primero habrían acusado incluso de haber llevado a cabo las filtraciones del sumario a la Prensa.

En unas declaraciones realizadas ayer a la agencia Europa Press, Justo Maestre señalaba que «las razones de mi dimisión se deben a diferencias de índole técnica y de criterio respecto a la estrategia seguida para la defensa por el bloque mayoritario de los abogados defensores». El abogado defensor del teniente Izquierdo Sánchez, además de mostrar su total desacuerdo con las líneas maestras de la defensa global dirigida por uno de los letrados, precisó que, dado que «existe una línea de defensa conjunta para Ia mayoría de los abogados, por no romper esa unidad he declinado seguir con la defensa de mi patrocinado».

La renuncia de Maestre

La renuncia de Justo Maestre a ejercer la defensa de uno de los implicados en el sumario del 23 de febrero, que, según el letrado, podría volver a retomar si se efectuaran los cambios por él solicitados, no altera, sin embargo, en opinión del decano del Colegio de Abogados de Madrid, Antonio Pedrol, las medidas que puedan tomarse sobre el tema de las filtraciones. Aunque el secretario del mismo colegio, Jesús Castrillo, declaró ayer respecto al abandono de la defensa por parte de Justo Maestre que se trataba de un hecho «sumamente delicado», especialmente al producirse el mismo día en que la junta de gobierno tenía que deliberar sobre las filtraciones. Caso de que tras el informe elaborado por la comisión de deontología de la junta de gobierno del Colegio de Abogados encontrara culpable a alguno de los abogados defensores de los implicados en el 23 de febrero, le sería impuesto un expediente disciplinario de carácter sancionador, que podría oscilar entre un apercibimiento verbal y la expulsión del colegio.

Quieren que declaren Calvo Sotelo y Suárez

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un sector de los abogados defensores del sumario del 23 de febrero solicitarán en sus escritos de conclusiones provisionales que declaren en el juicio el actual presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, y el ex presidente Adolfo Suárez. También tienen previsto añadir a esta lista de personalidades políticas los nombres de Felipe González, Enrique Múgica y Jordi Solé Tura, tal y como acordaron ayer en el transcurso de una cena en la que estuvieron presentes veinte de los veintiocho letrados que se ocupan de la defensa de los implicados en el fallido golpe de Estado. Esta decisión, apuntada ya hace varias semanas, parece confirmarse definitivamente tras el acuerdo de anoche, en el que los abogados defensores presentes tomaron también el acuerdo de estudiar el planteamiento de la defensa, agrupados en función de los hechos que le imputa el juez a cada uno de sus defendidos. Se trata de los tres grandes bloques que sobre tres diferentes graduaciones de culpabiIidad entre los implicados fueron trazados por el juez instructor de la causa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_