Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Czeslaw Milosz: "Es paradójico que mi poesía no se conozca en España"

El premio Nobel de Literatura llegó ayer a Madrid

Vestido deportivamente, con unos pantalones grises, camisa blanca y blazier azul, llegó ayer por la tarde, al aeropuerto de Madrid, el escritor polaco Czeslaw Milosz, Premio Nobel de Literatura 1980, después de una intensa jornada aeronáutica. Acompañado de su secretaria, salió por la mañana de la isla de Córcega y, tras realizar una escala de cuatro horas en Marsella y una segunda de tránsito en Palma de Mallorca, aterrizó por fin en Barajas, donde lo esperaba su editora en España, Beatriz de Moura.

«Es paradójico que siendo esencialmente poeta, en este país sólo sea conocido por mi prosa», comentó Czeslaw Milosz nada más bajar del avión. «Pero, por otra parte, ese fenómeno no es nada extraño. Recuerdo que una vez, en París, buscaba la obra poética de Vicente Aleixandre y no logré encontrar ningún libro suyo de poemas».Sobre el tema de los escritores españoles que prefiere o más le interesan, como cuando se trata de cuestiones políticas, el profesor Milosz elude cualquier comentario. «He tenido ya alguna experiencia en este sentido y siempre hay alguien que por ser nombrado o no serlo se siente ofendido», se excusó.

En cuanto a su reencuentro con el mundo literario polaco, «no ha constitutido ninguna sorpresa para mí», afirmó. «Jamás perdí el contacto con la literatura que se ha hecho en mi país, aunque sí la relación personal con los escritores».

Proyectos

Uno de los proyectos del premio Nobel polaco en esta fugaz visita que realiza a España, invitado por la editorial Tusquets, que ha publicado recientemente tres de sus obras, es conocer la ciudad de Toledo. «Me han asegurado que se parece mucho a Vilna, mi ciudad natal, y es algo que quiero comprobar por mi mismo».Grabar un programa de televisión y realizar el obligado recorrido por el Museo del Prado. son las otras actividades previstas en las que invertirá Czeslaw Milosz las horas de hoy y mañana en Madrid. Después viajará a Barcelona, donde su llegada, según Beatriz de Moura, no ha despertado ninguna expectación.

«Avisamos a los responsables del tema cultural en los periódicos, pero parece que no hay nadie interesado en entrevistar al Premio Nobel de Literatura», comentó la directora de Tusquets.

Antología poética

Beatriz de Moura informó también que en estos momentos se prepara la traducción de una antología poética de la obra de Milosz, en la que trabajan una pareja de mexicanos, Mario Muñoz y su mujer, Susana, profesores ambos de la Universidad de Xalapa, bajo la supervisión del escritor mexicano de origen polaco Sergio Pitol, que ha traducido a Witold Gombrowicz.La novela El valle del Issa, la autobiografía Otra Europa y el ensayo El pensamiento cautivo son los tres títulos de Milosz que hasta ahora ha editado Tusquets. «La novela la tradujo una señora de la colonia polaca que es la traductora oficial del Papa, que hizo un trabajo correcto, aunque tal vez no muy creativo. El pensamiento cautivo y Otra Europa se tradujeron respectivamente del inglés y francés por consejo del propio Milosz, al que consultamos al respecto», explicó Beatriz de Moura.

Después de treinta años de ausencia ininterrumpida, Czeslaw Milosz regresó, el pasado 6 de junio, a su país, donde fue recibido en olor de multitudes por los periodistas, sus colegas y sus joven es lectores clandestinos. En sus intervenciones públicas, el premio Nobel indicó que no consideraba conveniente tratar sobre los problemas políticos de su país, aunque propiamente su trayectoria no es la de un disidente, ya que nunca se ha dedicado a la política activa ni teórica. Tras su regreso a Polonia, el escritor polaco realiza actualmente una gira por varios países de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de julio de 1981