_
_
_
_
Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La opinión del jurado Antonio Gala

Las películas, como declara el miembro español del jurado Antonio Gala, tienen que tener «algo más»: «Es previsible que estén bien hechas, bien fotografiadas, bien interpretadas. Todo eso se da por derecho. Lo que hay que ver luego es qué más aportan». Aunque el autor español no se refería a película concreta alguna, era deducible que comentaba el tono general que la competición tiene hasta ahora. En ese contexto, la proyección norteamericana Calles violentas (que en Francia se distribuirá con el título de El solitario), de la que es autor Michael Mann, el mismo de Hombre libre, película que en estos momentos se proyecta en las pantallas españolas, basándose en la popularidad del actor televisivo Peter Strauss. En Calles violentas es James Caan el encargado de protagonizar la acción: un vulgar telefilme que quiere tener el arrojo de denunciar la connivencia de la policía norteamericana con muchos de los delincuentes y la impotencia de los que no son poderosos para vivir del delito sin depender de gangsters ni uniformes que controlan las altas esferas de los negocios ilegales.Como es habitual. Sin embargo, algunos momentos aislados de la película consiguen interesar, fundamentalmente aquellos que se refieren a la vida privada del protagonista. El resto no pasa del inevitable producto de consumo del que se puede prescindir fácilmente.

La colonia de españoles no tiene tiempo, sin embargo, de colaborar en unos u otros. Al finalizar las proyecciones corre a la clínica donde se encuentra el crítico Alfonso Sánchez para interesarse por su estado de salud. Es probable que Alfonso abandone el festival la próxima semana para recibir los cuidados de sus amigos médicos en España. El extraño clima de esta ciudad, que pasa del frío al calor sin transición alguna, no corresponde a lo que precisa el crítico, que ayer publicaba en Abc una apreciación de este certamen, que pudo escribir antes de caer enfermo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_