Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE busca una nueva militancia social en el partido

Ciriaco de Vicente, como secretario de política sectorial del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y Concha Sáez, cómo representante del grupo ecologista, presentaron ayer a la Prensa el tercero de los cuadernos de política sectorial que viene editando regularmente dicho partido.

Ecología, medio ambiente y socialismo es el título del grueso volumen que el PSOE ha puesto a la venta y que recoge la totalidad de. las ponencias que se presentaron en las jornadas ecologistas convocadas a finales del pasado año por los socialistas. De ahí que los temas que se abordan en el libro sean de lo más amplio y conflictivo que presenta el panorama social en materia de conservación de la naturaleza, calidad de la vida, defensa del medio ambiente y, por supuesto, de los problemas energéticos.Ciriaco de Vicente señaló ante todo que la edición de dichos cuadernos responde a la nueva óptica política del PSOE para 1981, que descansa fundamentalmente sobre temas sociales: problemas de asistencia sanitaria, de vivienda y de calidad de la vida, en suma. «Intentamos plantear un nuevo modelo de militancia en el partido que no se ,limite exclusivamente a una labor política, sino que consista en que cada militante, en función de sus conocimientos y posibilidades, pueda realizar una aportación personal en este sentido». Esta nueva inquietud del PSOE sé ha plasmado también en la elaboración de folletos y en la organización de cursillos sobre temas específicos, como ecología, por ejemplo, para formar a sus militantes en materias sobre las que está sumamente sensibilizada la opinión pública.

El cuaderno sobre ecología y medio ambiente recoge no sólo ponencias de miembros del PSOE, sino de conocidos ecologistas, como Pedro Costa Morata, Humberto Da Cruz o Fernando Martínez Salcedo. A la pregunta de un periodista sobre la postura del partido socialista con respecto a la energía nuclear, Concha Sáez señaló que «todavía no sabemos ni podemos decir taxativamente hasta qué punto y cómo estamos dispuestos a admitir la energía nuclear, pero lo que sí es cierto es que el mes próximo tendremos un importante debate interno para manifestarnos en uno u otro sentido. Lo que yo puedo decir, como miembro del grupo ecologistas, es que nuestra postura dentro del partido es contraria a la energía nuclear, porque además se está demostrando que tampoco resulta tan ventajosa económicamente».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 1981

Más información

  • Presentación en Madrid del libro "Ecología, medio ambiente y socialismo"