Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campaña antitabaco en el Día Mundial de la Salud

Con motivo de la celebración, mañana 7 de abril, del Día Mundial de la Salud, la ministra federal de Sanidad, Antje Huber, de la República Federal de Alemania, ha hecho un llamamiento a la población para que intensifique la lucha contra la nicotina.En la apertura de una exposición de carteles antinicotínicos que van a ser distribuidos por todo el territorio federal, la señora Huber ha destacado que actualmente mueren prematuramente alrededor de 100.000 personas por haber abusado del tabaco.

La ministra criticó la iniciativa consistente en haber puesto en marcha un reservado para fumadores en escuelas y colegios. Según los resultados de un reciente sondeo, el 57% de los niños y el 25% de las niñas se familiarizaron con el tabaco antes de haber cumplido los diez años.

Por otra parte, un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hecho público en Nueva York, expone que dejar de fumar sería la medida más importante en el campo de la medicina para mejorar la salud humana y prolongar la vida de las personas.

La OMS considera que el hábito de fumar constituye el mayor peligro para la salud con que se enfrenta la humanidad. Por esta poderosa razón, la OMS ha elegido la frase «O tabaco o salud. La elección es suya», como lema para el Día Mundial de la Salud, que se celebrará mañana, lunes. Los daños derivados del hábito de fumar son potencialmente tan peligrosos como en otros tiempos lo fueron las plagas bubónicas, el cólera y otras epidemias que castigaron a la humanidad.

Durante la presentación del informe titulado Controlando la epidemia del hábito de fumar, realizado por el mencionado comité de expertos antitabaco de la OMS, dos de sus funcionarios, Joan Busch y el doctor Daniel Hom, denunciaron los intentos de la industria tabaquera para introducir la dependencia del tabaco entre los países del Tercer Mundo, donde está aumentando considerablemente el número de fumadores con la promoción que están haciendo los fabricantes de cigarrillos. En estos países, las empresas tabacaleras están introduciendo cigarrillos que contienen elevadas dosis de nicotina y brea, muy por encima de los máximos permitidos en los países desarrollados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1980