Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión Soviética manifiesta su apoyo a la conferencia comunista de París

La Unión Soviética dio oficialmente el viernes su apoyo a la propuesta conjunta de los dos comunistas de Francia y de Polonia para reunir en París, el 28 y 29 próximos, una conferencia de partidos comunistas europeos sobre la paz y el desarme. «Esta propuesta ha encontrado un eco positivo por parte de los partidos comunistas que se esfuerzan sinceramente por la consolidación de la distensión y ha levantado gran interés entre las fuerzas democráticas amantes de la paz y los hombres de buena voluntad», escribió el viernes el periódico soviético Pravda.

No existía la menor duda sobre este apoyo brindado por Moscú. El anuncio de esta conferencia estuvo precedido por numerosas consultas con los dirigentes soviéticos, tanto por parte de los comunistas franceses como polacos.Luis Baillot, presidente de la comisión del Comité Central del PC francés sobre cuestiones relativas a la defensa nacional, visitó Moscú del 17 al 23 de marzo y mantuvo conversaciones con Boris Ponomariev, miembro suplente del Buró Político del Partido Comunista de la URSS y encargado de las relaciones con los PC de Europa occidental. El comunicado conjunto se refirió a la necesidad de intensificar los esfuerzos de los comunistas y de las fuerzas democráticas «para oponerse a las iniciativas norteamericanas en Europa».

Pravda considera que el encuentro citado se va a producir «en un momento extraordinariamente importante para el continente europeo» y enumera los peligros que le amenazan: los medios imperialistas, especialmente Estados Unidos, multiplican sus esfuerzos contra la distensión y quieren destruir todo lo positivo alcanzado en los últimos diez o quince años, a la vez que preconizan un retorno a la «guerra fría» y convertir Europa en un arsenal de armamentos.

El periódico del PCUS no hace ninguna alusión directa a la decisión de los comunistas españoles e italianos de no participar en la conferencia de París, pero afirma que, «en tanto que son los combatientes más resueltos y consecuentes contra el peligro de guerra, los comunistas no pueden permanecer al margen de los problemas que inquietan actualmente a los pueblos de Europa».

El pasado miércoles, Gianni Cervetti, miembro de la dirección del Partido Comunista italiano (PCI), se entrevistó, en Moscú, con André Kirilenko, miembro del Buró Político soviético, a quien transmitió un mensaje de Enrico Berlinguer, secretario general del PCI, en el que éste explica, una vez más, la postura de su partido sobre los «euromisiles» y la intervención soviética en Afganistán, así como las razones que han motivado su negativa a participar en la conferencia de PC europeos y los objetivos de su viaje a China. Sin embargo, como si quisiera tranquilizar a los vacilantes, Pravda deja entender que los comunistas «no buscan el monopolio de la lucha en favor del desarme y la agencia soviética Tass, recogiendo una información del órgano comunista francés, señala que el único tema del orden del día de la conferencia de París será el de la paz y el desarme. Es decir, que no se tratará de una nueva conferencia de Berlín, en la que fueron examinados, en 1976, todos los asuntos que interesaban al movimiento comunista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1980

Más información

  • Mientras acusa a Estados Unidos de destruir la distensión