Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Negativa yugoslava y reserva rumana

La Liga de los Comunistas yugoslavos anunció el viernes, a través de un miembro de su presidencia, Alexandre Grlickov, que no participará en la conferencia de los partidos comunistas europeos que se celebrará en París los días 28 y 29 de este mes.

Alexandre Grlickov estimó, en una entrevista concedida a la agencia Tanyug, que una conferencia comunista europea «profundizaría las divergencias entre partidos comunistas y obreros». La Liga de los Comunistas, añade Grlickov, « no está en principio opuesta a una reunión multilateral de los PC, pero su actitud de cara a estas reuniones ha dependido siempre de los objetivos perseguidos en cada caso concreto». Según Alexandre Grlickoy,«la situación internacional está tan deteriorada que requiere un reagrupamiento de todas las fuerzas progresistas y amantes de la paz, independientemente de su ideología». «Sólo de esta forma, concluye Grlickov, la lucha para la reanudación de la distensión, el desarme y la paz puede convertirse en un amplio movimiento de masas. La paz y el desarme tienen un interés vital no sólo para los comunistas, sino para las otras fuerzas políticas progresistas del continente.»

Por su parte, Rumania no parece dispuesta a participar en la conferencia comunista organizada por los PC de Francia y Polonia, según se ha sabido en círculos diplomáticos de Varsovia.

Otras fuentes comunistas yugoslavas habían explicado anteriormente que la convocatoria de la conferencia de París contradecía el espíritu de la conferencia comunista europea de Berlín, celebrada en 1976, y en la que se hacía un llamamiento «al reagrupamiento de todas las fuerzas democráticas del continente amantes de la paz».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1980