Acuerdo entre el Mercado Común Europeo y Yugoslavia

Yugoslavia y la Comunidad Económica Europea (CEE) firmaron ayer un acuerdo de cooperación que incluye, entre otros aspectos especialmente beneficiosos para la república socialista, un crédito por valor de doscientos millones de unidades de cuenta (unos 19.000 millones de pesetas). Los nueve subrayan explícitamente que se trata de un acuerdo sui generis que tiene muy en cuenta la posición política de Yugoslavia, «país no alineado, europeo, mediterráneo y miembro del grupo de 77 países en vías de desarrollo ».El comunicado final omite otra circunstancia política evidente que ha aconsejado la firma inmediata de este acuerdo: la enfermedad del mariscal Tito. Europa occidental está firmemente dispuesta a ayudar a los sucesores del jefe de Estado yugoslavo en su lucha por proseguir la política de distanciamiento de Moscú mantenida por Tito.

Desde el punto de vista de los intereses económicos yugoslavos, el acuerdo con la Comunidad Europea no puede ser más positivo. Stojan Andov, miembro del Consejo Ejecutivo Federal de Yugoslavia, encargado de las relaciones con la CEE y la EFTA, afirmó ayer en una rueda de prensa celebrada en Bruselas que se habían respetado las «especiales condiciones de su país». «Yugoslavia», añadió, «continuará realizando esfuerzos en pro de la distensión en Europa.»

Con el acuerdo firmado ayer, se mejoran sustancialmente las condiciones de acceso de los productos yugoslavos.

Tito, estacionario

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El equipo de médicos que atiende al presidente Josip Broz Tito facilitó ayer un breve parte facultativo en el que dice que el estado del paciente continúa estacionario. Tito, que padece pulmonía y afección renal, sigue sometido aun tratamiento intensivo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS