Crítica:Crítica
i

Aportaciones al debate sobre la crisis energética

Cuadernos de Ruedo Ibérico.Barcelona, mayo-diciembre 1979.

Modelo energético de tránsito.

Aepden /Amigos de la Tierra.

Miraguano Ediciones. Madrid, 1979.

La crisis del petróleo, como casi todas las crisis, ha tenido la virtud de establecer las condiciones necesarias para que nos replanteemos seriamente lo que ha significado la energía en el desarrollo de la sociedad.

El cuaderno cuádruple de Ruedo Ibérico dedicado a la energía es el dossier más profundo elaborado hasta ahora en nuestro país sobre este tema. En él se analiza desde la ideología de la producción y del progreso hasta la, configuración del sector eléctrico en España. Nada que interese al debate energético escapa a la atenta pluma de sus autores.

El segundo libro que comentamos, también un trabajo de equipo realizado por la Comisión de Energía y Recursos de la asociación Aepden/Amigos de la Tierra, es la respuesta ecologista al Plan Energético Nacional elaborado por el Gobierno y aprobado por el Parlamento el pasado mes de julio.

Según los autores de esta alternativa, les ha bastado con cotejar las cifras del mencionado Plan Energético con las estadísticas oficiales existentes sobre la disponibilidad de recursos convencionales propios para evidenciar que el plan del Gobierno elige, «de entre las diversas salidas posibles, aquellas que más benefician al capital privado».

Ambas obras consideran que la opción nuclear, elegida por el Gobierno y los partidos de la oposición como única forma de garantizar el abastecimiento de energía, no es sino una forma de agudizar el problema. Para ellos, la crisis de la energía es un serio aviso de que el actual sistema económico no es viable a largo plazo. La solución no está, pues, en buscar desesperadamente la forma de cubrir cualquier demanda de energía, sino en adecuar ésta a los recursos energéticos renovables.

Con estos dos estudios los autores demuestran que su alternativa no implica una «vuelta a las cavernas», como afirman algunos. Las energías renovables, apoyadas con un uso racional de los combustibles fósiles tradicionales, serían, según ellos, capaces de sostener un nivel de vida igual al actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de octubre de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50