Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado aprobó los proyectos de ley sobre imposicion indirecta y enseñanza de la Constitución

El Pleno del Senado concluyó ayer su sesión con la aprobación de los proyectos de ley sobre régimen transitorio de la imposición indirecta y sobre la enseñanza del ordenamiento constitucional en bachillerato y formación. profesional de primer grado. Ambos proyectos fueron aprobados sin admitir ninguna de las modificaciones propuestas por los senadores socialistas y los independientes Vicente Bosque Hita y Ramiro Cercós.En el proyecto de ley sobre la imposición indirecta, los socialistas proponían, entre otras cosas, que se mantenga el gravamen a las compras de producciones agrícolas, ganaderas y otros productos naturales; que no sea el Gobierno, sino el Parlamento, quien esté autorizado para desgravar hasta un 70%, de las ventas, suministros y entre gas de electricidad, y modificar el sistema de impuesto de lujo en los automóviles.

Esta modificación, semejante a la ya propuesta y derrotada en el Congreso, habría sustituido el impuesto de un 26%, general para todos los automóviles, por una escala progresiva, que supondría un tipo del 15% hasta las primeras 150.000 pesetas, otro del 20% desde este mínimo hasta las 400.000 pesetas y otros del 45% en adelante. Josep Subirats, al defender la enmienda, dijo que de este modo un utilitario pagaría el 17% de impuesto y un automóvil el 34%, mientras que el texto del proyecto abarata estos últimos y encarece los coches pequeños.

En contra de estos argumentos, el senador vasco Ollora dijo que los cambios de valor de la moneda pueden distorsionar la escala propuesta y que la progresividad hay que buscarla en los impuestos directos y no en los indirectos, como éste. Sobre el mismo punto fue también rechazada una enmienda del senador Bosque Hita, que además pedía la exención para los automóviles de hasta siete caballos de potencia fiscal. Oponiéndose a ella, Ubaldo Nieto de Alba, de UCD, dijo que en la misma diferencia de precios está la progresividad, puesto que paga más el coche más caro. A ello respondió el socialista Subirats que no existe tal progresividad, sino mera proporcionalidad.

Aprobado el proyecto, intervino el ministro de Hacienda, Jaime García Añoveros, quien señaló que con esta norma ya son cuatro las leyes de la reforma fiscal aprobadas. De la reforma en conjunto dijo que no se va a aguar, sino que se mantendrá, y que no se le puede achacar a ella la crisis económica.

Así, afirmó que no tienen razón quienes se quejan del gravamen sobre las plusvalías, alegando que retrae las inversiones, ni quienes protestan por los impuestos sobre las pensiones, pues uno de los principios de la reforma es que todos deben pagar. Dijo además que ya no existen las pensiones de miseria, sino que hay pensionistas que perciben más que trabajadores en activo.

En el proyecto sobre enseñanza de la Constitución, el Grupo Socialista y el senador independiente Ramiro Cercós intentaron, sin éxito, introducir enmiendas que habrían ampliado la materia y la habrían convertido en asignatura independiente.

Los portavoces de UCD respondieron que la ampliación propuesta recargaría el trabajo del alumno. La senadora Pilar Salarrullana dijo que lo que pretenden incluir los socialistas es «demasié» y provocaría «una empanada mental».

Ramiro Cercós replicó que era lamentable que el tema se despachase así, mientras el socialista Rafael Vallejo añadió que el asunto exige un tratamiento muy especial y debe tomarse suficientemente en serio.

Finalmente, el Pleno aprobó la proposición de ley sobre pensiones y asistencias para los familiares de españoles fallecidos a causa de la pasada guerra civil, que fue el único texto que obtuvo el asentimiento de todos los grupos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de septiembre de 1979

Más información

  • UCD no aceptó ninguna de las modificaciones propuestas por los socialistas e independientes