Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sha de Irán se instala temporalmente en México

El sha de Irán, Mohamed Reza Pahlevi, pasará «algunos meses» en México, en un punto que se guarda en estricta reserva por razones de seguridad.El depuesto monarca, que llegó el domingo a esta capital en un vuelo de casi tres horas desde Nassau (Bahamas), declaró que no sabe cuánto tiempo pasará en México, pero que serán, al menos, varios meses.

Reza Pahlevi, de 58 años, partió ayer mismo hacia la ciudad de Cuernavaca, un centro de descanso a 85 kilómetros de México.

El jefe de la vigilancia del sha descartó que el refugio del ex soberano en territorio mexicano sea el balneario de Acapulco, a 411 kilómetros de la capital, donde se está construyendo una lujosa residencia presuntamente para él.

El sha de Irán llegó en compañía de su esposa, Farah Diba; su hijo de dieciocho años y otras seis personas. Además de un equipaje muy voluminoso, el ex monarca trajo consigo a dos perros domésticos, uno de ellos un «gran danés».

En una información desde la capital mexicana, el periódico The Washington Post dijo ayer que Kissinger ha estado presionando a las autoridades mexicanas «desde el mismo día en que Reza Pahlevi abandonó Irán » para que le concedieran visado de residencia temporal.

El diario norteamericano afirma también que David Rockefeller, presidente del Chase Manhattan Bank, de Nueva York, intercedió también ante el presidente López Portillo en favor del sha.

El sha y su comitiva llegaron al hangar de la empresa bancaria Bancomer, propietaria del aparato que les condujo a esta capital desde Nassau (Bahamas). Sólo la televisión estatal fue avisada del viaje y admitida en el hangar.

Reza Pahlevi, vestido con un traje claro, declaró a la emisora gubernamental que desea «disfrutar» de México.

Esta es la segunda ocasión que el sha de Irán visita México. La primera fue en mayo de 1975, aún como monarca de su país, cuando fue invitado oficial del entonces mandatario de México, Luis Echeverría.

Reza Pahlevi recibió el visado para México recientemente, según informó oficialmente el canciller Jorge Castañeda. El Gobierno mexicano desafía así una advertencia del régimen islámico de Irán, que había indicado poco antes que abrir las puertas al ex monarca sería considerado un acto de hostilidad al nuevo régimen de ese país.

En medios diplomáticos se considera que la advertencia del Gobierno islámico se podría traducir en posibles intentos terroristas contra el sha de Irán durante su estancia en este país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de junio de 1979

Más información

  • Kissinger intercedió ante el presidente Portillo