Reza Pahlevi mantiene contacto permanente con el sector fiel del Ejército

Por primera vez desde que llegó a Marruecos, hace más de dos semanas, el sha de Irán asistió el viernes a una recepción oficial ofrecida por el rey Hassan II, con motivo de la fiesta del Mulud (aniversario del nacimiento del profeta Mahoma).La presencia del sha en Marruecos incomoda cada día más a la oposición marroquí y a los medios estudiantiles. Desde Marrakech, Mohamed Reza Pahlevi se mantiene en contacto permanente con el sector del Ejército iraní que le es aún fiel y trata, según algunos medios marroquíes, de mover los hilos de una situación que parece ya irreparable. Según las mismas fuentes, el sha ha llevado a cabo una intensa actividad en los últimos días y son numerosos los aviones que han llegado con personalidades militares y civiles iraníes.

En unas declaraciones a la emisora francesa France Inter, el rey Hassan II ratificó todo su respaldo y simpatía por la suerte del sha, cuyo destino actual, desde el punto de vista humano, Hassan II considera parecido al suyo.

Después de confirmar que el sha y él se ven y discuten diariamente, Hassan II precisa que «aunque no se puede comparar lo incomparable, hablamos de Africa, de Occidente, y de lo que él califica de injusticia occidental con respecto a Irán». Según Hassan II, el sha sabe perfectamente que si volviese a Irán ya no sería dentro del mismo marco.

Después de opinar que el verdadero problema de Irán ha sido que no existían partidos políticos, Hassan II, que parece anticipar que el Ejército tomará el poder, estima, no obstante, que « en ese caso habrá mucha sangre».

Preguntado por Jomeini, Hassan II afirma que éste es un chiita y «en tanto que tal un hereje para los novecientos millones de musulmanes. El Islam que ustedes creen en movimiento -enfatiza el soberano marroquí- no es el verdadero Islam y los que se lanzan a las calles en Irán no son el verdadero pueblo, sino el populacho».

Con cierto pesimismo, Hassan II parece prever que la caída del sha de Irán, si finalmente se concreta, puede provocar una reacción en cadena en todo el mundo árabe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de febrero de 1979.

Lo más visto en...

Top 50