Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sindicatos y patronal se atribuyen mutuamente la responsabilidad de las huelgas

La gran patronal y las centrales mayoritarias han iniciado el proceso de recíprocos reproches y achacamiento de responsabilidades por el proceso de conflictividad laboral con que se ha iniciado el año, y que ayer alcanzó su punto culminante. No hay que descartar que en los próximos días alguna de las partes convoque a la otra e incluso al Gobierno, como testigo, para establecer unos acuerdos básicos a los que someter las relaciones laborales.La huelga de Renfe se ha desarrollado con unanimidad y sin ningún incidente a lo largo de las veinticuatro horas por las que estaba convocada. La dirección de la empresa y el comité de huelga colaboraron civilizadamente en el normal desarrollo del paro, y los ciudadanos, los más afectados por él, respondieron también razonablemente adelantando sus salidas de casa para acudir al trabajo y utilizando medios sustitutivos de transporte. Durante la huelga, el comité y la dirección de Renfe siguieron negociando los puntos en litigio del convenio y no es de descartar que se llegue en breve a un acuerdo.

En los demás sectores en conflicto -metal, construcción y algunas grandes empresas-, el desarrollo de los paros fue ordenado y su valoración desigual, según la parte informante.

La ejecutiva de UGT declaraba anoche que considera que las huelgas en los sectores en negociación van a seguir desarrollándose normalmente y con éxito y rechazaba cualquier acusación de desestabilización. Todo parece indicar que esta central va a forzar al máximo que las negociaciones culminen en laudos que comprometan al Gobierno en la aplicación de las medidas de control salariál.

Información en páginas 31, 32, 33 y última

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de enero de 1979

Más información

  • Ayer fue el día más conflictivo desde que comenzó el año