Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La visita de Teng Hsiao-ping a EEUU, una prueba para Carter

En Estados Unidos se tiene la impresión de que la próxima visita del viceprimer ministro chino, Ten Hsiao-ping a EEUU es una prueba para la Administración Carter en lo que respecta a su política con la Unión Soviética y China.Entre tanto, la visita que inicia el próximo día 29 el hombre fuerte de la nueva etapa política de Pekín ha sido trazada meticulosamente.

El viaje de Teng, primera visita oficial de un alto dirigente chino a Estados Unidos desde 1949, se compara en Washington, en cuan to a impacto publicitario, a la llegada de Nikita Kruschev a Camp David en 1959, para mantener con versaciones con el presidente Eisenhower.

El viceprimer ministro chino es esperado en Houston, donde conversará sobre asuntos de cooperación chino-estadounidense en el terreno espacial y de la industria petrolífera.

El tema agrícola, primordial en la política interna de China, ocupará un papel relevante en la visita de Teng. El dirigente de Pekín visitará varias factorías agrícolas de Estados Unidos y recorrerá zonas rurales turísticas.

Durante la estancia de Teng habrá varias conversaciones con el presidente Jimmy Carter y se supone que se firmará un acuerdo de cooperación científica y tecnológica, para lo cual el líder chino viajará acompañado del ministro de Comercio Exterior y hombre de su confianza, Fang Yi. Teng dará varias conferencias de Prensa, por radio y televisión, y está previsto un encuentro con congresistas norteamericanos.

Por otra parte, nuestro corresponsal en Moscú, Ismael López Muñoz, informa que el diario oficial, Pravda criticó ayer duramente la visita de Teng y afirmó que la política norteamericana de defensa de los derechos humanos se contradice con el recibimiento al dirigente de Pekín. En tal sentido, Pravda recuerda que China no ha firmado ningún documento de la ONU sobre derechos humanos.

El diario soviéticoacu sa a Carter de cerrar los ojos ante el hecho de «la deportación masiva de personas al campo» y «la persecución a que están sometidos los descontentos con el régimen de Pekín».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de enero de 1979

Más información

  • Respecto a su política con la Unión Soviética y China