Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina refuerza militarmente su frontera con Chile

Mientras el Ejército argentino procedía a fortalecer sus efectivos militares en la frontera sur con Chile, el presidente argentino, Jorge Rafael Videla, y su colega boliviano, general Juan Pereda, desmentían ayer en la localidad boliviana de Yacuiba la formación de un eje argentino-boliviano-peruano contra Chile. No obstante, la situación en la zona reviste caracteres de gravedad creciente, según todos los observadores, como consecuencia de las tensiones derivadas de los problemas de las islas del canal del Beagle y el contencioso boliviano-chileno sobre la salida al mar.Argentina reforzó sus fronteras con Chile, tanto en hombres como en pertrechos bélicos, en la zona sur del país, de acuerdo con informaciones recibidas en Santiago de Chile desde la ciudad de Temuco.

Viajeros procedentes de Argentina aseguraron que el puesto de gendarmería Tromen, a los pies del volcán Lanin y a treinta kilómetros de la frontera con Chile, fue fuertemente reforzado, observándose gran cantidad de camiones blindados.

En el sector de la central hidroeléctrica El Chocón, a sesenta kilómetros al suroeste de Neuquen, y con fines de seguridad para las costosas obras de ingeniería que abastecen de energía eléctrica, incluso la provincia de Buenos Aires, se está habilitando un gran campamento.

Simultáneamente a estas informaciones, los presidentes de Bolivia, Juan Pereda, y Argentina, Jorge Rafael Videla, negaron ayer en Yacuiiba (Bolivia) que hayan constituido un eje de defensa mutua contra terceros países. En una declaración conjunta, suscrita al finalizar la entrevista de un poco más de cinco horas, ambos mandatarios ratificaron el derecho de una salida al mar para Bolivia, la soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas y otros territorios ubicados en el extremo sur de este país.

Sin embargo, en declaraciones separadas a la prensa boliviana y argentina, Pereda y Videla rechazaron categóricamente la formación de un eje militar Buenos Aires-La Paz-Lima.

El presidente boliviano sostuvo al respecto que su país mostró tradicionalmente una vocación pacifista y «el deseo de resolver los problemas a través del diálogo». Esta filosofía, añadió, no ,concuerda con la constitución de ejes por unos países en contra de otros, subrayando que « Bolivia es respetuosa de las decisiones que los países pueden tomar en términos económicos y políticos».

El general Juan Pereda indicó que su colega argentino tuvo la gentileza de informarle sobre la marcha de las negociaciones para resolver el problema argentino-chileno sobre el canal del Beagle, aunque no dio detalles sobre el tema.

Por su parte, el presidente argentino, Jorge Rafael Videla, expresó su confianza en que el problema de su país con Chile sobre el Beagle sea resuelto a través del diálogo entre dos pueblos civilizados.

No quiso adelantar ninguna opinión sobre la actitud que tomará su Gobierno si las negociaciones chileno-argentinas fracasan en el lapso que queda de aquí al 2 de noviembre, fecha en la que deben concluir.

Ratificó, sin embargo, que Argentina tiene la mejor buena disposición y voluntad de lograr soluciones en el plano del entendimiento. «Esta es mi más cara aspiración, y creo interpretar en ella el deseo de todo el pueblo argentino», afirmó. En los días previos a esta entrevista presidencial se -dijo que los Gobiernos militares de Argentina y Bolivia tomaban la posibilidad de un conflicto bélico en el cono Sur como tema para evadir la solución de problemas políticos internos y la postergación de elecciones en elcaso de Bolivia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de octubre de 1978

Más información

  • Videla y Pereda desmienten la creación de un eje Buenos Aires-La Paz