Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Anteprograma de la temporada 1978-79 en Barcelona

Aunque el fin de temporada fue languideciendo de un modo discreto para sumergirse en las prolongadas vacaciones del verano, la rentrée exposicional y artística se presenta cargada de optimismo, casi podríamos decir eufórica. Pese a los inciertos pronósticos económicos y a la movediza situación del mercado, el mundo artístico barcelonés, las instituciones públicas, los museos y las galerías están dispuestos a tomar la alternativa del modo más boyante posible por aquello de que por nosotros no quede.Parece que, por fin, se va a rendir a Josep Llorens Artigas, el creador de la cerámica catalana contemporánea, un homenaje -en su 85 aniversario- que implique a los organismos públicos, a las asociaciones artísticas y a sus discípulos. La exposición-homenaje tendrá lugar en la sede de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de la plaza de San Jaime, aneja a la Generalidad, bajo el patrocinio de la Consellería de Cultura.

La Fundación Joan Miró tiene en vistas un programa denso y lleno de sugestivas actividades. Inaugurará con una muestra documental de Calder cedida por el Centro Beaubourg, a la que seguirá una interesantísima experiencia sobre «sugestiones olfativas», organizada por Jordi-Pablo Grau y Xavier Olivé en colaboración con perfumistas y químico. Sucesivamente serán presentadas exposiciones de Wolf Vostell, Néstor Basterrechea, el arte del «dissenso» ruso y los países del Este, el arte yugoslavo contemporáneo y una amplia conmemorativa del 75 aniversario del FAD (Fomento de las Artes Decorativas), intitulada «De los Bellos Oficios al Diseño Industrial».

Sala Gaspar, por su parte, anuncia una exposición Tharrats de obra reciente, otra de Apel.les Fenosa con obra procedente de París, otra de Joan-Pere Viladecans y una de Moisés Villelia, de esculturas en bambú.

Richard Hamilton y Dieter Roth, con su serie «Interfaces», ya han inaugurado la temporada de la Galería Maeght. Seguirán a esta exposiciones de Le Brocquy («88 estudios para una imagen de García Lorca»), una antológica de Bram van de Velde, gouaches

y pinturas de Tàpies, una retrospectiva de Kandinsky (quizá la de la Fundación March), otra de esculturas cerámicas de Eduardo Chillida, en gran primicia, y las de Ubac y Garache, primicias en Barcelona.

René Métras, por el momento, sólo anuncia una muestra de los grabados recientes de Erwin Bechtold y otra de esculturas de Berrocal.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

La Galería Joan Prats, en su tercera temporada, prevé exhibir obras recientes de artistas de la casa (Rafols Casamada, Hernández Pijuán, Guinovart y Jorge Teixidor), y mostrar alguna novedad como las pinturas y acuarelas del chino Zao-Wou-Ki (probablemente pintadas en su estudio de Ibiza), esculturas de Henry Mome (coincidiendo con la presentación de una gran monografía de Ediciones Polígrafa), la presentación de un libro de Joan Brossa acompañado de obra gráfica de J. P. Viladecans, así como óleos y acrílicos de Jorge Camacho y Jim Bird.

La Galería Dau al Set arranca esta semana con una exposición de Elena Paredes y tiene establecido alternar grandes figuras con jóvenes valores: Ramón Casas, Cuixart, Subirachs, Cumella, August Puig, Cardona Torrandell, Francesc Gimeno, J. Vilallonga, Joan Padern, Clarament, Isabel Pons y Augusto Torres, hijo del gran Torres-García, residente en Barcelona.

La Galería Theo tiene previstas pocas exposiciones, pero todas de gran interés. «Pequeño formato» (Picasso, Miró, Gris, Klee, Kandinsky, etcétera). Obra reciente de Zobel, por fin en Barcelona, como merece; Eusebio Sempere, por largos años aguardado, y dibujos de Picasso.

Galería Adriá pierde una de sus dos salas de exposiciones, que transforma en anticuado, para seguir presentando en la otra a los valencianos Boix y Heras, cerámica del mallorquín Lluís Castaldo, pinturas de Gerard Matas y María Girona y obra de Gerard Sala.

Por lo general, Galería Trece actúa de puente entre Madrid y Barcelona. Gracias a este intercambio podremos ver a lo largo de la temporada pinturas de Manolo Mompó, José Guerrero y Emilio Larrain. Seguirán muestras de Frederic Amat, que retorna triunfante de México; Eudald Serra, que desde los años cincuenta no sacaba a la luz su escultura, y Alfonso Costa, que regresa a su vieja «cuadra».

Siguiendo su tónica de presentar pocas exposiciones, pero de buen nivel, la Galería Ciento anuncia un programa de gran interés: Alberto Corazón, proyectos; Velickovich, dibujos; Torres Monsó, esculturas: Hernández Pijuan, dibujos y pinturas; Suárez, pinturas; Patricio Vélez, pinturas.

Un merecido homenaje al pionero de la vanguardia de los años cincuenta, maestro de Guinovart, Ponç y otros daualsetianos, Ramón Rogent, abrirá la temporada de la centenaria Sala Parés. A lo largo de los próximos meses seguirá presentando a su equipo: Mundó, Puigdengolas, Villá, Busom, Amat, Gabino, Grau Santos, etcétera, así como un homenaje a Grau Sala y esculturas póstumas de Monjo.

El programa de Ignacio de Lassaletta es breve, pero de interés: Gastó, que finalmente podrá tomar contacto con sus paisanos; Bores, sólo conocido gracias a la Theo; Rebull, a quien se tributará un homenaje, y una panorámica de la que fuera «Escuela de vallecas».

La presentación del libro de Marí Ribas, publicado por Ediciones Polígrafa, se hará en Sala Rovira con una selección de sus prodigiosos dibujos de tema ibicenco.

Galería Matisse piensa seguir apoyando a los jóvenes valores: Andreu Martró, J. Andreu Fresquet, Goncal Sobré, Neus Francesc, etcétera. Igual política seguirá la renacida Galería «K» con Pilar Perdices, Rey Polo, Rodríguez-Cruells, Albert Casals y Pujol Grau.

Este es, con probables e innúmeras lagunas, el arrojado programa de una temporada que puede significar el fin de una vida artística mortecina o el despegue de un renacer que la economía (de mercado) y la democracia (con Constitución), pueden propiciar.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS