Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Preparan un estudio sociológico sobre el nudismo

Torimbia, playa situada en Llanes, entre las de Niembro y San Antolín, se ha convertido en la primera playa asturiana de nudistas. Los primeros intentos fueron llevados a cabo el año pasado, consolidándose en los meses de este verano en los que pueden verse diariamente decenas de hombres, mujeres y niños bañándose o tomando el sol desnudos. Los pioneros asturianos fueron unos médicos y enfermeras ovetenses y un grupo de jóvenes de Pola de Siero. La noticia al principio escandalizó a algunos vecinos de los pueblos próximos y se comenta que incluso algunas personas llegaron a solicitar la intervención de la policía puesto que la playa no está autorizada para la práctica del nudismo. Ante la aparición de este fenómeno en Asturias, fuentes de la facultad de Filosofía de Oviedo han manifestado a EL PAIS su intención de realizar encuestas entre los nudistas para investigar el mecanismo de transición del traje de baño al desnudo. Filósofos y sociólogos se preguntan si el desprendimiento del bañador obedece únicamente a la búsqueda de una mayor comodidad, cosa que no parece probable porque para sentarse, por ejemplo, el traje de baño amortigua la dureza del suelo. Otras incógnitas planteadas se refieren al poder de atracción o repulsión del desnudo sobre la intensidad de las relaciones sexuales, al componente de protesta que pueda tener esta actitud y a su posible relación con el intento de abolición de las reglas religiosas tratando, quizá, de identificar la religiosidad con el vestido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de agosto de 1978