Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turbay formará un gobierno de coalición en Colombia

La primera declaración pública del presidente electo de Colombia, el liberal Julio César Turbay Ayala, y las informaciones confidenciales de algunos dirigentes del partido vencedor en las elecciones del domingo, parecen confirmar que el futuro Gobierno colombiano se formará tomando en cuenta la escasa diferencia de votos que dieron la victoria a los liberales. En la tarde del lunes, después de conocerse los últimos escrutinios, que daban ventaja a Turbay sobre su oponente, Belisario Betancur, por 88.000 votos, los asesores del nuevo presidente mantuvieron contactos con dirigentes del partido opositor para, según parece, ofrecerles una amplia participación en el Gobierno.

El candidato derrotado, Belisario Betancur, quien la noche anterior se había autoproclamado presidente electo, guardó silencio durante todo el día. Extraoficialmente se supo que el Partido Conservador iba a desconocer los datos facilitados por la Registraduría Nacional del Estado Civil, máximo organismo electoral y a esperar a que la Corte hiciera la proclamación oficial de los resultados definitivos. El propio registrador nacional habló por la noche a través de la televisión y señaló que la Registraduría no tenía competencias para proclamar presidente a ninguno de los dos candidatos, y que, mientras no se conociera la decisión de la Corte, ninguno de aquéllos podía dar su triunfo como definitivo.La tensión existente durante la mañana del lunes, basada en la escasa diferencia de votos que separaba a ambos, se alivió durante la tarde, a medida que dicha diferencia aumentaba. A última hora pequeños grupos de militantes conservadores, desalentados por lo que consideraban fraudulenta victoria de Turbay, se manifestaron en distintos puntos de Bogotá, sin que se produjeran incidentes de mayores consecuencias.

Por la noche Julio César Turbay ofreció una rueda de prensa después de leer una declaración en la que se declaraba «virtual presidente» y recordaba que la Constitución colombiana establece que el jefe del Estado puede ser elegido aunque sólo sea por la mayoría de un voto. Turbay reconoció que los resultados electorales le obligaban a planificar una política distinta de la que en un principio había pensado, y que los conservadores, que contaban con el respaldo de un número de colombianos muy parecido al que le habían votado a él, tendrían una activa participación en el futuro Gobierno. Sus respuesta fueron, en todo momento, extremadamente conciliadoras con respecto al grupo derrotado, que ha prometido hacer pública esta tarde una declaración sobre la situación colombiana después de las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 1978

Más información

  • El nuevo presidente promete colaborar con la oposición derrotada