Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta contra la censura en Italia

Un cine romano ha inaugurado una original forma de protesta contra la censura: durante veinticinco días proyectará únicamente películas que fueron secuestradas por la Justicia y consideradas obscenas o con un mensaje político «inconveniente».

Las proyecciones comenzaron con Rocco y sus hermanos, de Luchino Visconti, que en los años sesenta tuvo que librar una auténtica batalla contra la censura, que retiró la película en varias ocasiones. Entre las películas que serán proyectadas figuran Jules et Jim, de Truffaut; Portero de noche, de Liliana Cavani; La propiedad no es un robo, de Elio Petri; La montaña sagrada, de Jodorowski; La abeja reina, de Marco Ferreri, y las películas de Pasolini Saló y El Decamerón. Los organizadores no han podido proyectar Ultimo tango en París, de Bertolucci, porque sus copias han sido destruidas en Italia por orden de la Magistratura.

La programación finalizará el próximo 19 de marzo con la proyección de la película Cerdos con alas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de febrero de 1978