Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy cierran de nuevo los aeropuertos

Los aeropuertos españoles cerrarán hoy por segunda vez como consecuencia del conflicto planteado entre el personal no funcionario de la Subsecretaría de Aviación Civil y la Administración respecto a la concesión de incrementos salariales y la interpretación de los acuerdos de la Moncloa. Miles de vuelos quedarán suspendidos, y las pérdidas se calculan en mil millones de pesetas diarios para compañías aéreas, sector turístico y la economía española en general. Las negociaciones llevadas a cabo en los últimos días no han dado resultado, y si persiste el desacuerdo el próximo día 24 se repetirá la huelga, cerrándose el tráfico aéreo por espacio de otras veinticuatro horas en toda España.

Los trabajadores no funcionarios .de la Subsecretaría de Aviación Civil, que hoy han comenzado la segunda fase de su huelga emprendida el viernes pasado, culparon ayer al Gobierno del fracaso de las negociaciones, denunciando que el conflicto está siendo utilizado para dilucidar las tensiones existentes entre dos fracciones muy diferenciadas del actual Gabinete Suárez. A pesar de ello, los trabajadores se manifestaron conscientes de los perjuicios que el paro causa al país y reiteraron su propósito de no prolongar más la huelga, solicitando del Gobierno que acceda a cumplir el compromiso contraído el pasado 2 de octubre por uno de sus miembros.Desde las ocho de esta mañana, y durante veinticuatro horas, los aeropuertos y espacio aéreo español quedarán cerrados al tráfico de toda clase de aviones comerciales. El comité nacional de huelga, atendiendo el mandato del colectivo de trabajadores de la Subsecretaría, cursó ayer la orden de iniciar la segunda fase de la, huelga, cuya primera etapa mantuvo cerrados los aeropuertos españoles durante las 72 horas del pasado fin de semana. La tercera, fase de la huelga, prevista para el viernes de la próxima semana, día 24, tendrá también una duración de veinticuatro horas, y en caso de que no se haya solucionado el conflicto se convocará inmediatamente una asamblea nacional en la que los trabajadores decidirán la postura a adoptar a la vista de las circunstancias.

Los trabajadores, cuyos portavoces -una comisión de nueve miémbros, en representación de los 11.000 del sector- celebraron ayer una rueda de prensa, sostienen sus reivindicaciones, basadas en el compromiso contraído por el ministro de Transportes, José Lladó, el pasado 2 de octubre, horas antes de que se iniciara la huelga, convocada entonces ya por segunda vez. Los trabajadores rechazan rotundamente las afirmaciones expuestas por el vicepresidente político, señor Abril Martorell, en el sentido de que el titular de Transportes actuaba a título individual y no en representación solidaria del Gobierno cuando contrajo el compromiso en los citados primeros días de octubre.

Posible solución

En la reunión mantenida el martes con el vicepresidente político, los miembros de la comision ofrecieron al Gobierno una fórmula de arreglo consistente en aplicar a los trabajadores de la Subsecretaría de Aviación Civil los convenios de los contratados de la Administración en los restantes departamentos. Esta posibilidad, que todavía no ha sido contestada por el Gobierno, entienden los trabajadores que no cumple totálmente sus reivindicaciones, pero sí mejora sustancialmente su actual situación.

Aunque Iberia difundió a media tarde de ayér una nota anunciando que cancelaba todos sus vuelos para hoy, a última hora de la noche no se tenía la confirmación de que el Gobierno hubiera cursado el NOTAM, alerta especial que señala el cierre del espacio aéreo español a los restantes países y a las compañías aéreas internacionales. Por su parte, los miembros del comité de huelga manifestaron que ésta puede interrumpirse en cualquier momento y que los dispositivos técnicos arbitrados permiten restablecer la normalidad en un plazo de dos horas.

Fuentes oficiales manifestaron a última hora de la noche de ayer a EL PAIS que la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos no se había ocupado del conflicto, ni considerado la propuesta formulada por los trabajadores de la SAC.

Cuantiosas pérdidas

Durante el paro de tres días, ,entre el viernes y el lunes pasados, más de 300.000 personas, un total de 4.500 vuelos regulares y un buen número de vuelos charter tuvieron que ser cancelados. Las pérdidas calculadas rebasan los 3.000 millones de pesetas, según diversos cálculos.

Los trabajadores de la SAC reclaman incrementos salariales y abono de atrasos por un volumen global estimado de 260 millones de pesetas. El Gobierno se niega a conceder dicho aumento por estimar que procede aplicar el pacto de la Moncloa con carácter retroactivo y el incremento de la masa salarial en el sector ha rebasado ya el 27% durante este año. Los trabajadores discrepan, asimismo, de esta evaluación de los incrementos ya aplicados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de noviembre de 1977

Más información

  • La huelga durará esta vez 24 horas