Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El martes llega a España Mondale, que ayer anunciò su gira europea

El vicepresidente norteamericano, Walter Mondale, reiterará el próximo martes, durante su visita a Madrid, el apoyo de Washington al proceso de restablecimiento de las instituciones democráticas en España, e informará al Rey y al Gobierno español de la política de la nueva Administración estadounidense hacia Africa y el Oriente Próximo, según manifestaron fuentes dignas de crédito.

Mondale, considerado un liberal en el espectro económico político norteamericano, dirige personalmente la política africana del Gobierno Carter y desarrolla una actividad a nivel decisorio muy superior a la desempeñada por sus antecesores en la vicepresidencia, que tradicionalmente han carecido de relevancia política real.En este sentido, la impresión que obtenga Mondale de la situación política española será de gran importancia para el futuro próximo de las relaciones entre los dos países y, habida cuenta del peso del actual vicepresidente en la Casa Blanca, más decisiva que la recogida por el secretario de Estado, Cyrus Vance, una semana antes. Pero además de informarse sobre el momento político español, Walter Mondale tiene como misión en su visita a Madrid el exponer las líneas maestras de la nueva política de Washington respecto al Oriente Próximo y Africa. En sus esfuerzos para disminuir la tensión en Africa Austral, Norteamérica ha solicitado la ayuda de otros países occidentales y no sería de extrañar que hiciera lo propio en Madrid. Por otra parte, las especiales relaciones de España con el mundo árabe podrían también facilitar la consecución de un acuerdo pacífico en la zona, meta que aparece como prioritaria en la política exterior del presidente.

Mondale-Vorster

Aunque el objetivo esencial del viaje a Europa de Mondale es su entrevista en Viena, los días 19 y 20, con el primer ministro surafricano, John Vorster, para comunicarle un endurecimiento de la postura de Washington respecto al Gobierno minoritario que éste preside, el vicepresidente norteamericano aprovechará para completar en Europa del sur la gira que realizará una semana después de su toma de posesión por la Europa atlántica.

España y Portugal son paises claves para la nueva política norteamericana y la visita de Mondale a las dos capitales ibéricas es una prueba más del apoyo del Gobierno Carter a la consolidación de instituciones de carácter democrático en ambos países.

Mondale informará a Vorster, en sus entrevistas de Viena, de que Washington se opone radicalmente a la práctica del apartheid en Africa del sur, y que está dispuesta a tomar una serie de medidas progresivamente más duras para hacer presión sobre el régimen de Pretoria. Entre éstas se citan como las iniciales la próxima retirada del agregado militar norteamericano en la embajada en Suráfrica, un endurecimiento en los requisitos de visado para que los ciudadanos surafricanos viajen a Estados Unidos y la amenaza de cortar los créditos del Export-Import Bank al Gobierno de Pretoria.

El ultimátum norteamericano a Suráfrica aunque se presente disfrazado por una envoltura diplomática, está claro: o se produce un movimiento evidente hacia la integración de la mayoría negra en el Gobierno de Pretoria y se reducen los aspectos discriminatorios en la vida cotidiana, o Estados Unidos iniciará un proceso de separación que concluirá en la ruptura absoluta.

Las diferencias con la postura de Henry Kissinger sobre el cono Sur, cuando afirmó por ejemplo que Suráfrica caminaba hacia una igualdad de oportunidades y un respeto a los derechos básicos del hombre, «en un plazo de tiempo razonable», son bien evidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1977

Más información

  • En Viena, el vicepresidente USA presentará un ultimátum al primer ministro surafricano