Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro en las escuelas sociales cumple tres meses

Varios miles de estudiantes de graduado social de seis escuelas sociales de las doce que existen en España continúan en paro, después de casi tres meses, en apoyo de sus reivindicaciones. Estas se centran, principalmente, en el reconocimiento de las escuelas sociales como facultades universitarias, dependientes del Ministerio de Educación y Ciencia, sin perjuicio de la dependencia, a efectos administrativos, del Ministerio de Trabajo; reordenación de los estudios en dos ciclos, el primero homologable al de diplomado universitario y el segundo al de licenciado, y equiparación del actual título de graduado social al de diplomado universitario. Las escuelas de Barcelona y Zaragoza fueron cerradas días atrás.Los alumnos pretenden también que se implante el nuevo plan de estudios basado en el dictamen que elaboró una comisión mixta de representantes de los colegios oficiales de graduados sociales y el claustro de profesores y alumnos de Madrid en 1975, creada por orden del Ministerio de Trabajo de 23 de julio. Este dictamen contempla la potenciación de los estudios de graduado social y la elevación de su nivel académico.

La carrera fue creada en 1925 y en su comienzo servía para preparar técnicos y funcionarios dándoles unos conocimientos y capacitación para resolver problemas de índole sociolaboral. Los estudian tes consideran que los cambios sociales, economicos y laborales de la sociedad española en los últimos años hace imprescindible reestructurar los estudios, pues la situación del mundo del trabajo necesita técnicos laborales a la altura pro fesional de la complejidad de los problemas actuales del mundo del trabajo.

Los alumnos realizaron un paro académico en el curso 1974-75, del que salió el dictamen citado anteriormente y la promesa de que se iniplantarla el nuevo plan de estudios, hecha, según fuentes estudiantiles, por el director general de Empleo y Promoción Social, señor Galea. Posteriormente, fuentes del Ministerio de Trabajo dijeron a los estudiantes que el segundo ciclo de estudios no podía implantarse por falta de medios económicos y de profesorado. Los alumnos de graduado social sepronunciaron por la no inclusión de sus estudios en formación profesional, por considerar que la carrera tenía un carácter científico y humanista. Lo mismo dijeron en cuanto a su encuadramiento en las «ensenanzas especializadas », por encontrar abstracto el concepto y por la falta de continuidad de sus estudios con la implantación de un solo ciclo.

Los estudiantes consideran que sus estudios han de tener rango universitario y apoyan su criterio en un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 1977

Más información

  • Enseñanza