Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de acuerdo en Moscú perjudica al eurocomunismo

Círculos periodísticos y políticos italianos coinciden en afirmar que el fracaso del secretario de Estado norteamericano, Cyrus Vance, en Moscú perjudicará al eurocomunismo y también al propio proceso de distensión, por cuanto, se piensa en Italia, el frenazo a la segunda ronda de conversaciones SALT es más político que técnico.Ambos países están interesados en un acuerdo sobre desarme nuclear, sobre todo la Unión Soviética y sus aliados, que deben a Occidente más de 48.000 millones de dólares. Sin embargo, Moscú dio el carpetazo al comprobar que los disidentes no «son cuatro gatos» y que tienen acceso a la Casa Blanca.

A su vez, los comentarios italianos sobre el peso específico del tema de los disidentes en el fracaso de las conversaciones de Moscú, coincidió con la declaración en Roma del poeta y constestatarío soviético AndreiSiniavski, en el sentido de que «el comunismo en la URSS ha muerto como doctrina» y que «no cree en él ni siquiera el Gobierno».

Por su parte, los comunistas italianos se sienten intranquilos ante la nueva situación. Saben que un endurecimiento USA-URSS repercutirá negativamente sobre el eurocomunismo, de tal forma que el periódico oficial del PC Italiano, L'Unita, se refirió ayer a las interferencias italianas en la política de los Estados Unidos, haciendo alusión a una información publicada por el Washington Post, y desmentida por el embajador norteamericano en Roma, que aseguró que la Casa Blanca tenía preparada para el pasado día 18 de marzo una declaración favorable al PCI, que fue parada en su momento por el consejero Zbignew Brzezinski a consecuencias de presiones ejercidas por el primer ministro Giulio Andreotti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 1977