Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rotundo apoyo italiano al ingreso de Portugal en la CEE

«Un apoyo claro y rotundo» ha prometido el Gobierno italiano a la petición de Portugal de adhesión al Mercado Común, que Lisboa presentaría formalmente hacia mediados de marzo próximo en Bruselas.Así lo ha dicho esta tarde Mario Soares, primer ministro portugués, en una conferencia de prensa en Roma. Procedente de Londres, Dublín y Copenhague, el señor Soares llegó ayer por la mañana a la capital italiana.

El primer ministro luso conversó con su colega italiano, Giulio Andreotti, y los ministros de Exteriores, Arnaldo Forlani; de Agricultura, Tesoro e Industria. El presidente Leone, le ofreció un té a media tarde.

El señor Soares acudió puntual a la rueda de prensa y habló en francés de los problemas políticos internos portugueses, especialmente de las relaciones con el Partido Comunista.

El señor Soares reiteró que Portugal es partidario del ingreso de España en la Comunidad, y ve con satisfacción el proceso de democratización iniciado por nuestro país. «Cuando España haya cumplido las condiciones políticas que la Comunidad exige, España entrará», subrayó el primer ministro portugués.

«Por ahora -dijo el señor Soares-, las dificultades para una integración de Portugal, son más técnicas que políticas, pero las perspectivas son optimistas.

Soares, comentó las últimas y recientes declaraciones de Cunhal en Roma, según las cuales el Partido Socialista Portugués estaría amenazando a la democracia portuguesa. El primer ministro se preguntó por qué el Partido Comunista se abstiene en las votaciones más importantes, y por qué razones reclama una alianza con los socialistas. «No estamos aquí -dijo el señor Scares- para agradar a Cunhal, sino para solucionar los grandes y graves problemas de Portugal. Es la política dogmática del Partido Comunista Portugués la que ha puesto en tela de juicio nuestra revolución y ha excitado a la derecha. »

El señor Soares dijo también que su país se sobrepondría en un futuro inmediato a las dificultades económicas. En ese sentido, las conversaciones con los italianos han sido útiles, cordiales y amistosas. También aludió el señor Soares a las mayores dificultades que encontraría por parte de Francia. «De todos modos -declaró- se volverá a insistir en el próximo mes de marzo».

Hoy, tras la audiencia con el papa Pablo VI, el señor Soares se entrevistará con el secretario del Partido Socialista Italiano Bettino Craxi, y con el del Partido Socialdemócrata, Pier Luigi Romita, y otros líderes de la izquierda italiana.

Después de cincuenta años de salazarisirno parece lógico que Portugal alimente un complejo de aislamiento y que ante los problemas que plantéa su ingreso en el Mercado Común, para el que contaría según ha indicado el señor Soares, con el 85 % de toda la población portuguesa, insiste en que en caso contrario podría verse reducida a ser el Puerto Rico de Europa."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 1977

Más información

  • Declaraciones del señor Soares en Roma