Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presentación de "Los confinados"

«La deportación y el confinamiento, como hecho histórico, político y sociológico, es uno de los datos que más puede interesar a los políticos para aprender que el poder jamás incurra en ellos», dijo Jaime Miralles en el acto de presentación del libro Los confinados, de Juan Antonio Pérez Mateos, celebrado el pasado lunes en el Club Internacional de Prensa.Juan Antonio Pérez Mateos, autor de Las Hurdes, el amor de piedras (1972) y Entre el azar y la muerte (1975), expone en Los confinados el relato vivo de los desterrados en una etapa histórica que abarca desde la dictadura de Primo de Rivera hasta la época franquista,

En la presentación intervinieron algunos de los confinados que recoge el libro. El conde de los Andes, confinado en 1943 en la isla de Palma a raíz del documento de veintinueve procuradores que piden a Franco que restaure la Monarquía, se refirió al aspecto histórico y humano del confinamiento. Oscar Alzaga, desterrado en 1969 junto a otros veinte profesores de universidad, comparó el libro con un cuento medieval. «Los confinados son personas que no se consideran en ninguna de las dos célebres Españas. Pertenecen a la tercera gran España, que es la España de la reconciliación. »

Gregorio Peces-Barba, desterrado por Carrero Blanco, resaltó la fraternidad humana que sienten ante la injusticia personas alejadas ideológicamente, la inútil pretensión de acabar con las ideas a base de medidas represivas, la seguridad jurídica y la necesidad de la amnistía para completar la reconciliación.

Jaime Miralles, que pasó once meses en Fuerteventura, seña; o que el confinamiento y la deportación son una degradación del Poder. «En estas deportaciones de la etapa del régimen que se extinguió con la muerte de Franco, el enemigo fundamental fue don Juan de Borbón, que representa la legitimación monárquica. El error de los dictadores es que estas medidas carecen de efectividad-, los perseguidos reaparecen con más vigor político y humano que antes de la persecución.»,

Por último, Juan José López Ibor, confinado en 1944 por el documento de adhesión a don Juan. resaltó el testimonio importante y justo del libro, «los primeros en enfrentarnos al régimen de Franco fuimos los de Acción Española, los monárquicos auténticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 1977