Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Luis Morote, un periodista republicano

En estos momentos, en que la democracia es la exigencia de todas las fuerzas progresivas, adquiere especial resonancia el conocimien to de la ideología republicana por cuanto significa la máxima realización, sin adjetivaciones mixtificadoras, de tal democracia.Al estudio de uno de los más conocidos períodos del republicanismo se dedica el libro que comentamos. Y esto a través de la figura del polígrafo valenciano Luis Morote, que hoy -como señala el prologuista- rescata para la ciencia histórica española el autor.

La historia del periodismo español está en sus inicios. Es el momento de las monografías: importantes diarios y plumas insignes permanecen inéditos como ruentes de información y cultura a lo largo de los siglos XIX y XX. En este empeño están las líneas de investigación histórica actuales, ejemplo de las cuales es la presente obra sobre Morote, enclavado en el Madrid de la restauración canovista y de la crisis del 98.

Luis Morote

La problemática de un republicano (1862-1913).Juan Sisinio-Pérez Garzón. Editorial Castalia, 1976,158 páginas.

La renovación de un género como la biografía, nos viene dada por el carácter científico que el autor imprime a su estudio. No es la descripción idealizada de las díferentes etapas vitales del biografíado, sino el análisis profundo de los distintos aspectos de su pensamiento expresado en sus variados escritos, v su actuación pública en el movimiento intelectual y político de fines del XIX y principios del XX.

Republicanismo y federalismo

Morote vive su niñez en la Valencia republicana y federal de Sexenlo revolucionario y en el seno de una familia liberal, de carácter pequeño burgués. Republicanismo y federalismo son dos conceptos simpre presentes en el pensamiento de Morote. Su ideología queda encuadrada en la de las capas medias progresivas: «democracia republicana, iluminismo cultural, reformismo social, posibilismo político, anticlericalismo, vanguardismo ... ». Fue uno más de los españoles que sufrieron el impacto del espíritu krausista de la Institución Libre de Enseñanza (secularización, razón, función educativa, libertad de investigación, «cientifísmo», Europa). De Giner aprendió a vivir y defender la libertad -tema de su tesis doctoral-, hasta tal punto que en 1912, en el Congreso Nacional de la Libertad, se te conceptúa como el Ilustre cantor de la libertad.El centralismo, aspecto dominante del estado burgués español nizo que Morote emigrara a Madrid. donde consiguió el máximo prestigio periodístico. De El Mercantil Valenciano pasa, como redactor, a El Liberal, de Madrid. Presenciará el cambio de rumbo que toma lalempresa perdiodística: desde un periodismo político, creador de opinión pública a un periodismo industrial, de información. Son «los años de transformación del periodismo. Se pasa del predominio del periódico concebido como instrumento de lucha de un grupo político al auge de los diarios dirigidos como negocios capitalistas».

Destacan en el Morote per lodista cuatro facetas: su gran habilidad para lanzar campañas de prensa mediante el método de «repetir las mismas cosas hasta la saciedad », su facilidad y audacia en las entrevistas a personajes políticos y de la cultura mundial, su consagración como reportero de grandes hechos históricos y su culminación,como director de periódicos.

El "Heraldo"

Su dinamismo periodístico y su práctica republicana en pro del autonomismo cubano culminó durante los seis meses de estancia (1896-97) en la guerra cubana, como redactor de El Liberal. En 1899 pasa al Heraldo de Madrid, propiedad de Canalejas, con quien inició una estrecha colaboración política, sobre todo en los aspectos anticlericales -en lo que fue líder Morote- y en los sociales. En éstos destacó en la creación del Instituto de Reformas Sociales con Buylla y Posada.Desde el Heraldo realizó sobresalientes reportajes: en 1905 se presentó en plena situación revolucionaria en Rusia en sus palabras vislumbra la revolución proletaria de 1917 «No hay que fiarse de la aparente calma en que yace ahora Petersburgo. Los obreros... reunidos entre sombras los obreros que preparan la revolución que trabajan por la revolución, son los artífices de una nueva Rusia, y hasta tal vez de una nueva Europa.» En 1907, en Portugal, en la guerra de Marruecos.... Culminó su carrera periodística como director de La Mañana y La Noche.

De igual modo son de destacar sus aportaciones como es critor de libros de ensayo y de análisis político, y su actuación como diputado en el congreso dél primer decenio del XX. Su obra La moral de la derrota destaca de los análisis de los demás regeneracionistas por su significado democrático; esto queda también reflejado en su obra inédita Las elecciones en España, 1834-1905, donde propugna la práctica sincera del sufragio universal frente a la tradición caciquil. y oligárquica.

Su faceta como jurista y penalista queda de manifiesto en los diversos artículos escritos en la Revista General de Legislación Y Jurisprudencia . Hoy, que nace en España la Asociación para la Ilegitimidad de la Pena de Muerte (EL PAIS 8 de diciembre de 1976). Morote vuelve a estar de actualidad: en 1885 planteaba ya su lucha contra la pena de muerte; en 1912, desde La Noche, consiguió, a través ,de una campaña de prensa, el indulto de un condenado a muerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 1977