Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La vacante del señor Araluce

He leído en el número correspondiente al día 6 de octubre, una nota informativa que firma Jesús Ceberio, en la que se alude a unas gestiones mías para presentarme como candidato a consejero del Reino.Puedo asegurar que desde que tuve conocimiento del luctuoso acontecimiento que ha costado la vida a un adinerado compañero y a cuatro dignos funcionarios que le acompañaban, mis únicas gestiones estuvieron encaminadas a encontrar el modo de desplazarnos a San Sebastián (gestiones que dada la situación por la que atraviesa actualmente el tráfico aéreo, no fueron precisamente sencillas). para que una representación de la Corporación provincial barcelonesa estuviese junto a los deudos de los finados. Cumplimos así un deber de compañerismo y amistad, y a la vez pudimos acompañar en momentos tan dolorosos a quienes habían perdido a sus seres queridos.

En cuanto a mi posible candidatura. puedo asegurar que no he hecho absolutamente ninguna gestión, ya que en momento alguno he pensado presentarme para cubrir el cargo de consejero del Reino, que con tanta dignidad ocupó Juan María de Araluce.

Presidente de la Diputación

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de octubre de 1976