Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exito inicial de las medidas antiterroristas en el Ulster

Tanto la campaña, policial como la Ley Antiterrorista que se ha comenzado a aplicar en Irlanda, parece estarse revelando como una forma eficaz de combatir el terrorismo del IRA en el Ulster. Mientras tanto, sectores conservadores británicos acaban de acusar a Cuba y Checoslovaquia de «fomentar» la guerrilla urbana en el territorio.

La policía de Dublín ha seguido deteniendo a individuos relacionados con los últimos incidentes de carácter terrorista, ocurridos en la capital irlandesa.

La campaña, policiaca, previa a la aprobación de que las leyes excepcionales antiterroristas que aún se discuten en el Parlamento, parece que está teniendo los efectos esperados: tiende a desarticular al IRA y, según las informaciones facilitadas ayer por fuentes oficiales irlandesas, casi todos los detenidos pertenecen a esa organización católica. Paralelamente, en un gesto de afirmación política de la voluntad que tiene el Gobierno del Eire de acabar con los ideólogos militantes del IRA, el presidente del Sinn Fein provisional, Rory O'Brady, continúa en prisión en Dublín por negarse a pagar una multa que le fue impuesta por participar de una manifestación no autorizada.

Para llevar a cabo estas detenciones y la campaña a gran escala contra los provisionales del IRA, el Gobierno del Eire cuenta con el apoyo que le concedió hace una semana el Parlamento de Dublín, que aprobó el estado de emergencia propuesto por la Administración para acabar con la amenaza terrorista.

Temores de la prensa

Entre las leyes que se quieren poner en vigor dentro de las que permitiría el estado de emergencia ya declarado, están las que condenan cualquier forma de incitación al terrorismo. En ese ámbito podrían ser ofensivos algunos artículos, informaciones o cartas publicadas en la prensa irlandesa.Seglún se ha escrito en la prensa de Londres, los directores de los principales periódicos de Dublín temen que esa legislación se use no sólo para prohibir la publicidad de actividades del IRA, sino para impedir que los diarios reproduzcan críticas contra la política antiterrorista del Gobierno. Ayer se reanudaron en las dos Cámaras Parlamentarias de Dublín los debates sobre las leyes de prevención del terrorismo. En el transcurso de esta semana se espera que los diputados escuchen una aclaración sobre el temor que los directores de periódicos tienen acerca de las posibilidades de que se aplique en el Eire una estricta censura de prensa.

Un parlamentario conservador británico, John Biggs-Davison, portavoz de su partido para asuntos del Ulster, ha publicado un documento en el que asegura que Checoslovaquia y Cuba «fomentan» la guerrilla urbana del Ulster.

Esta especulación, que ha recibido un tratamiento privilegiado en la prensa conservadora, se centra en la idea. de que Cuba es el modelo que el IRA sigue para hacer de Irlanda una república socialista. Para cumplir este propósito, la KGB, la policía soviética, habría usado al espionaje de Cuba «para fomentar así la situación que se vive en la provincia». Por su parte, el servicio secreto checo, dice el político «Tory», «ha proporcionado armas al IRA ».

El documento del señor Biggs-Davison se publica algo más de un mes después de que muriera en Dublín, a consecuencia de un atentado, el embajador británico en el Eire, Christopher Ewart-Biggs, que era su primo. El atentado se le ha atribuido al IRA, aunque lo han reivindicado otras organizaciones.

Según Biggs-Davison, los partidos izquierdistas británicos y el IRA intervinieron directamente para propagar la idea del movimiento de defensa de los Derechos Humanos. La conexión entre los diversos grupos, que fue especialmente fructífera a través de aquel movimiento, forma parte, siempre de acuerdo con este diputado inglés, de la estructura de «la mafia internacional del terrorismo». Ni siquiera los políticos que apoyan al IRA no militante, el oficial, escapan a la crítica del conservador, aunque los provisionales, que según él han sido entrenados por palestinos, recibido dinero y armas de Libia y participado en Trípoli de «cumbres» de terroristas de todo el mundo, sean los que reciben las mayores críticas.

España y Portugal

Las especulaciones del señor Biggs-Davison se han publicado en el boletín del «Foreign Affairs Reseafch Institute», la misma institución que en el pasado mes de abril aseguró que en la frontera Portuguesa había comunistas españoles y portugueses listos para comenzar a invadir España.La sugerencia hecha entonces por este instituto de investigaciones de Asuntos Exteriores recibió entonces amplia publicidad, pero fue desmentida rápidamente, tanto en fuentes españolas como portuguesas. El escrito del político conservador sobre «la conexión de Cuba y de Checoslovaquía» en el conflicto del Ulster, no ha recibido respuesta alguna de ninguno de los estados aludidos.

La publicación sobre «la amenaza de invasión» que pesaba sobre España y que, según el instituto, debía haberse, producido a principios de mayo, se interpretó en círculos responsables como un ejemplo más de las especulaciones que de vez en cuando aparecen en la prensa europea sobre lo que pasa en la peninsula ibérica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1976

Más información

  • Se acusa a Cuba y a Checoslovaquia de fomentar la guerrilla en la zona