Socialistas asturianos promueven un monumento a las víctimas del «Pozo Funeres»

Cinco miembros del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), encabezados por el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Emilio Barbón, constituyen la comisión gestora que presentará ante el Gobierno civil de la provincia la documentación necesaria para realizar una cuestación pública destinada a erigir un monumento a los 22 mineros muertos en la sima conocida por el «Pozo Funeres».

Andrés Saborit, en el libro «Asturias y sus hombres», editado en Toulouse en 1964, recoge un documento que la comisión ejecutiva del partido en el exilio divulgó por todo el mundo, a raíz de las muertes habidas en el «Pozo Funeres», en abril de 1948. En él se dice cómo 22 socialistas fueron tirados con vida a la sima, a la que posteriormente se arrojó gasolina y dinamita para poner fin a los lamentos de los agonizantes y al olor putrefacto de los cadáveres.

El documento da los nombres de nueve de los 22 muertos en tales circunstancias: Silvino Díaz Menéndez, Jesús García Iglesias, Enrique Suárez Fernández, Ramón Rodríguez Argüelles, Fernando Martínez, Erasmo Alonso, Ceferino González Concheso, Antonio González García y Fermín Concheso Alonso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS