Clausurada la reunión cumbre de la OUA

LouisUn cierto sentimiento de consternación se extendió ayer en la conferencia cumbre de la Organización para la Unidad Africana (OUA) al leerse el mensaje del presidente ugandés, Idi Amin, en el que se decía que el aeropuerto de Entebbe había quedado totalmente destruido a consecuencia del raid israelí para lograr la liberación de los pasajeros del avión francés secuestrado por un comando palestino.

En el mensaje, leído por el ministro ugandés de Asuntos Exteriores, Junima Oris, se decía que cien soldados de Uganda habían muerto en el ataque y que siete Mig-21 y cuatro Mig-1 7 habían sido destruidos.

La conferencia de la OUA se declaró en un comunicado «profundamente sorprendida» por la operación de rescate israelí. En el mensaje enviado por Amin, se pide una reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y que se haga público a través de la OUA que el ataque israelí ha partido de una país miembro de la organización panafricana (Kenia) en una violación de la carta de la ONU y de la pia OUA.

De todo lo anterior se desprende, que los problemas graves que la OUA debía afrontar desde el inicio de sus reuniones han empeorado, tras el ataque israelí al aeropuerto de Entebbe. Las relaciones entre Uganda y Kenia, deterioradas desde principios de año, sufren un nuevo retroceso parte de ello, la pretendida solidaridad árabe-africana contra Israel queda en entre dicho, después de que uno o dos países africanos autorizasen a los aviones C-130 israelíes sobrevolasen sus territorios para repostar en Kenia antes de lanzar el ataque contra el aeropuerto ugandés.

En fin, la conferencia de la OUA de jefes de Estado, terminó tan mal como había comenzado (el intento de golpe de Estado en Sudán) y los problemas internos están lejos de resolverse. A los analizados -Sahara y la problemática del Africa meridional-, se suman las relaciones hostiles entre Tanzania, Kenia y Uganda. Mientras, se espera la reacción de Amin, cuyo Ejército y también él han sido humillados tras el éxito del raid israelí.

El tema del Sahara

El problema saharaui adquirió en la conferencia de la OUA una mayor importancia de lo que en principio cabía esperar, todo ello en detrimento de las posturas diplomáticas de Marruecos y Mauritania. «La resolución de la OUA sobre el Sahara es muy clara, y Marruecos y Mauritania son dos países que han negado varios principios de esta carta, como es el respeto a las fronteras heredadas del colonialismo», declaró al enviado especial de EL PAIS, Mohamed Salen Uld Salek, ministro saharaui de Información.El señor Uld Salek, se refirió a la muerte del secretario del Frente Polisario, Uali, y dijo: «Son totalmente falsas las versiones que dicen que Argelia eliminó a El Uali. Era un gran luchador y siempre estuvo en los frentes de combate como lo hace ahora nuestro secretario general, Mahfud Larosi». Comentando estas informaciones que procedían del Senegal, Salek dijo que «en Dakar no existe ninguna facción del Polisario ya que Senegal no nos reconoce».

El ministro de Información de la República Saharaui, declaró que «nuestra estrategia va ganando adeptos, tanto aquí en la OUA, como en los no alineados o las Naciones Unidas».

En relación con el problema humano del pueblo saharaui, en estos momentos, el señor Salek dice: «La situación es difícil, pero no dramática, contamos con el apoyo y la ayuda de muchas organizaciones y países. Esperamos la paz, pero no queremos vemos sometidos a ningún invasor, tanto sea árabe o europeo.».

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de julio de 1976.

Lo más visto en...

Top 50