LA DIMISIÓN DE ARIAS

Un "servidor de la nación"

Notario, fiscal, gobernador civil, director general de Seguridad, alcalde de Madrid, ministro de la Gobernación y presidente de Gobierno, tal ha sido la trayectoria pública de Carlos Arias Navarro, un hombre dedicado desde su juventud al servicio de la Administración.Carlos Arias Navarro nació en Mádrid el 11 de diciembre de 1908. Terminó, a los trece años, el bachillerato en el instituto de San Isidro y cursó Derecho en la Universidad de Madrid, donde obtuvo la licenciatura, a los diecisiete años. Doctor en Derecho por esta Universidad, ingresó, en 1929, con el número uno, en el Cuerpo Técnico del Ministerio de Justicia, prestando serviciós en la Dirección General de Registros Notariales.

Más información
Gabinete Arias Navarro
Tres imágenes contrapuestas
Gran expectación tras el cese de Arias

En 1933 INGRESO, POR OPOSICION, EN LA Carrera fiscal, ejerciéndola en las audiencias de Málaga y Madrid; prestó servicios, en la «Inspección fiscal del Tribunal Supremo, siendo, actualmente, fiscal, de término, en situación de excedencia.

Encarcelado durante la guerra civil en la zona republicana, se incorporó al ejército nacional al ser liberada Málaga.

Como notario, perteneció al Colegio de Granada y, posteriormente, al de Madrid.

Su carrera política se inició en 1944 al ser nombrado gobernador civil y jefe del Movimiento de León. Desempeñó luego el mismo cargo, primero, en Santa Cruz de Tenerife y, después, en Navarra. Durante ocho años, desde el 26 de junio de 1957 hasta febrero de 1965, fue director general de Seguridad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En febrero de 1965, Arias es nombrado alcalde de Madrid, cargo en el que fue confirmado para un segundo mandato en 1971. Durante este período fue procurador en Cortes en representación por los Municipios de más de 300.000 habitantes, puesto por el que accedió a representar a los procuradores de la Administración Local en el Consejo del Reino y Consejero Nacional por designación directa del Jefe del Estado.

En el período que permaneció al frente del Ayuntamiento de Madrid, firmó numerosas disposiciones, por las que se efectuaron numerosas e importantes renovaciones, y cambios en la estructura de la ciudad, dotándose a ésta de numerosos espacios verdes, pasos a distinto nivel y otras mejoras urbanas, además de concederse especial atención al problema de la escolarización de numerosas familias que llegaban a la capital de España desde todo el territorio nacional.

Carlos Arias se ha definido como un servidor de la nación «donde quiera que me llamen». Es considerado como hombre de probada lealtad al pensamiento político de Franco y Carrero Blanco.

A raíz de la trágica muerte del presidente del Gobierno, almirante Carrero Blanco, el 20 de diciembre de 1973, y tras nueve días de indecisión, fue nombrado nuevo presidente del Gobierno. Hasta ese momento era ministro de la Gobernación.

Posteriormente, a raíz de la muerte del Jefe del Estado, Francisco Franco, el 20 de diciembre de 1975, el hasta entonces presidente del Gobierno puso su cargo a disposición del Rey que le confirmó en el cargo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS