Cinco meses después del Giro, Almeida lidera la Volta a Catalunya

El joven ciclista de Caldas da Rainha fue el mejor de los favoritos en la contrarreloj de Banyoles, en la que se impone Rohan Dennis

Joao Almeida, durante la contrarreloj
Joao Almeida, durante la contrarrelojToni Albir (EFE)

Solo cuatro ciclistas bajaron de 23 minutos en la contrarreloj de 18,3 kilómetros de Banyoles, dos especialistas –el ganador, el australiano excampeón del mundo Rohan Dennis, un alma libre que consigue así su primer triunfo con el maillot del Ineos, equipo en el que disfruta gozoso del trabajo de gregario de lujo, libre de responsabilidades, y justamente trabajando para Tao Geoghegan reventó a Almeida en los Dolomitas, y el segundo clasificado, el terrible Rémi Cavagna, otro gran gregario, este del equipo de Almeida, apodado el TGV de Clermont Ferrand por su capacidad para ser las más veloz locomotora del pelotón, que es capaz de arrastrar a su marcha durante interminables kilómetros—y dos chavales de 22 años que asomaron la cabeza el año pasado y se están asentando en este 21 de todas las juventudes. Uno es el norteamericano del desierto Brandon McNulty, de Phoenix, Arizona, un espigado escalador con motor y potencia para las contrarrelojes; el otro, el portugués Joao Almeida, que fue maglia rosa del Giro pasado durante un par de semanas y que en la Volta a Catalunya es el nuevo dueño del maillot de las tres bandas verdes que distingue al líder.

En la general les separa 1s, y contra ellos, contra el primer líder portugués en la Volta desde 1974, desde que lo fue José Martins, uno de la generación de Agostinho que corrió en el Kas, en el Teka y en el Moliner, y contra el norteamericano que se reveló al mundo hace un par de años, ganando la Vuelta a Sicilia a los 20 (cuarto en el Etna el día más grande del filósofo Guillaume Martin), se alzará en los Pirineos, el miércoles (Vallter 2000) y el jueves (Port Ainé), el frente formado por los de la generación intermedia que no quieren ser borrados del mapa: Kruijswijk, Adam Yates, Porte…

Ni entre los jóvenes ni entre los intermedios hay un español que pueda decir algo. Los líderes del Movistar, Mas y Soler, no hicieron la contrarreloj de su vida, indicio de que no están en la forma necesaria para intervenir en el debate. Los mejores alrededor del lago de Banyoles fueron el especialista Castroviejo y el viejo Luis León, que echó el resto para intentar conseguir el liderato después de la fuga de la vista y se quedó a 3s de su objetivo. Marc Soler cedió 39s a Almeida; Alejandro Valverde, que a los 40 años mantiene una gran regularidad, 46s, y Enric Mas, 51s. Ninguno de los tres entró entre los 20 primeros de la etapa, y tampoco ningún ciclista andino, ni Carapaz (que cedió 52s a Almeida), ni Nairo (1m 7s).

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS