El calendario ciclista español, un desierto en 2021

La pandemia ha obligado a la anulación de varias pruebas, con lo que los días de carreras en España en 2021, exceptuando la Vuelta, se reducirán a 37 en todo el año

Enric mas, durante un entrenamiento este febrero.
Enric mas, durante un entrenamiento este febrero.PHOTO GOMEZ SPORT (Europa Press)

Se conoce el recorrido, pero para saber quiénes serán los posibles pedalistas protagonistas no vale ni la intuición, tan raro ciclísticamente está resultando 2021, pandemia año dos. ¿Estará Roglic, tras un nuevo Tour, preparado para ganar su tercera Vuelta consecutiva? ¿Podrá Pogacar, que ya ha anunciado su participación, amargarle el último día a su compatriota como ya hizo en el Tour del 20? ¿Seguirá progresando el inglés Carthy? ¿Habrán tomado ya todo el poder los jóvenes cachorros?, ¿qué se puede esperar de las esperanzas españolas, Landa y Enric Mas siempre?, ¿Qué saldrá de Italia, de Francia, de la vieja Europa?, ¿volverá Colombia todopoderosa? Como opinar, si hasta marzo no llegarán las carreras de verdad, aunque justo este jueves comenzó el Tour de Provenza (victoria al sprint de Davide Ballerini el primer día por delante de Arnaud Démare), carrera francesa de cuatro días en la que comienza su temporada Mas, al que se le espera el sábado en la subida al Chalet Reynard, a mitad de la ascensión al Mont Ventoux. El próximo compromiso importante será el Tour de los Emiratos (del 21 al 27 de febrero), justo la carrera que debió ser interrumpida a la mitad, y los ciclistas confinados en cuarentena, el año pasado, cuando se detectaron allí los primeros positivos por la covid 19.

La descomposición del calendario provocada por la pandemia ha hecho que el mes de febrero en la península ibérica, el punto de destino del ciclismo mundial haya adelgazado de los 22 días de competición en seis carreras diferentes (Mallorca, Valencia, Murcia, Almería, Andalucía, Algarve) que se gozaron en 2020 a solo dos días, de semiclásicas, Valencia y Almería, en 2021. Y el resto del año no aparece mucho más propicio para el ciclismo español. Frente a los 52 días de competición divididos en 20 carreras previos a la Vuelta que se disputaron en 2019 en las carreteras españolas, para 2021, desde la Volta a Catalunya, el 22 de marzo, próxima competición en el calendario y hasta antes de la Vuelta de agosto, un oasis de tres semanas, están programadas solamente 11 carreras, con 37 días de competición.

Al menos la disputa de la Volta a Catalunya, la Vuelta al País Vasco, en abril, y la Clásica de San Sebastián, en agosto, las pruebas WorldTour del calendario español junto a la Vuelta, está garantizada por las autoridades. “A nosotros ni nos afectará lo que ocurra en las elecciones del 14 de febrero”, asegura Rubén Peris, organizador de la Volta. “Ya hemos pasado a la Conselleria de Sanitat de la Generalitat todos nuestros protocolos anticovid y la próxima semana nos reuniremos para cerrar todos los aspectos”. Las medidas que tomarán la Volta y todas las competiciones que se organicen serán similares a las que permitieron en 2020 que el calendario se reanudara en la Vuelta a Burgos y pudiera correrse la Vuelta a España.

El desierto competitivo que se extiende por delante no afectará tanto al Movistar, el único equipo español de primera categoría, que tiene garantizada su participación en las carreras más importantes, como a los cuatro equipos de segunda división –Caja Rural, Burgos, Kern Pharma y Euskadi—que deberán pelear para ser admitidos en las carreras extranjeras para llenar su calendario y también en la propia Vuelta a España, que aunque haya aumentado su cupo a 23 equipos, solo podría admitir a tres de los cuatro. Por compromisos adquiridos con el Burgos, patrocinado por la ciudad que da la salida, y con el Euskadi, ambos conjuntos parecen seguros. No así el Kern Pharma, equipo navarro que ha ascendido de categoría este 2021.

En la pasada Estrella de Bessèges, una carrera francesa de segunda antes desdeñada por los equipos WorldTour, se produjo la semana pasada una situación curiosa. Visto que no podían correr en España, la mayoría de los grandes equipos se apuntaron a ella, y se llevaron la mayoría de las etapas y hasta la victoria final, con el italiano imparable Filippo Ganna como campeón. Mientras algunos equipos de segunda se quejaron porque sentían que les estaban robando el pan, pues esas carreras menores son su sustento, otros, directores, con otra filosofía, como Juanjo Oroz, responsable del Kern Pharma navarro, lo agradecieron como un regalo. “Nuestro objetivo es que los corredores mejoren, que el equipo sea mejor cada día”, explica Oroz. “Y la mejor forma de mejorar y aprender más es competir todo lo que se pueda con los mejores, que son aquellos que siempre te pueden enseñar algo”.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS