Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia, en vilo sobre el futuro de la ‘era Pekerman’

El entrenador argentino no ha definido si continuará con la selección cafetera tras el Mundial de Rusia

José Pekerman, seleccionador de Colombia, durante un partido del Mundial de Rusia.
José Pekerman, seleccionador de Colombia, durante un partido del Mundial de Rusia. AP

Bogotá era una fiesta. A pesar de que no pudo repetir en Rusia el deslumbrante Mundial de cuatro años atrás en Brasil, la bienvenida de la selección Colombia fue una marea amarilla. Luego de la dramática eliminación en octavos de final ante Inglaterra, casi un millón de personas agradecidas con el equipo de José Pekerman se acercaron el jueves pasado al aeropuerto El Dorado, a las calles de la capital o al estadio El Campín a saludar a los suyos. Una cálida recepción que contrastó con la de otras selecciones sudamericanas.

Pekerman, vestido con una camiseta con el nueve de Falcao García en la espalda, eludió las preguntas sobre una eventual renovación luego de seis años y medio en el banquillo, el tema que mantiene en vilo a los aficionados. No es el momento, se justifica. El semblante alegre del técnico durante el festejo estaba lejos del nerviosismo que evidenció en la definición ante los Tres Leones. Sus pupilos cayeron en los penaltis, como ya le había ocurrido cuando dirigía a su natal Argentina y quedó eliminado en cuartos de final ante los locales en Alemania 2006. La misma instancia que alcanzó con los cafeteros en Brasil 2014, cuando también perdió frente a los dueños de casa. A los colombianos no se les escapa la destacada hoja de servicios de su cotizado seleccionador en la Copa del Mundo: en tres citas ha ganado nueve partidos, empatado tres y perdido dos.

En un Mundial dominado por los europeos, y pese a la dolorosa eliminación, Colombia –con una goleada 3-0 sobre Polonia y el empate a uno con Inglaterra– mantuvo su invicto ante rivales del viejo continente desde que Pekerman asumió en 2012. Suma seis triunfos en nueve encuentros. Luego de las derrotas de Brasil y Uruguay en cuartos, el balance general es que el fútbol suramericano se debe replantear muchas cosas. En el caso de Colombia, el primer asunto a resolver es la continuidad del entrañable Pekerman, con su contrato a punto de expirar.

La trayectoria del seleccionador cafetero habla por sí misma. En Rusia se convirtió en el técnico que ha dirigido a Colombia en más partidos de un Mundial (9), por encima de Francisco Maturana, y también en el argentino que más juegos ha dirigido en copas del mundo, junto a Carlos Salvador Bilardo (14).

¿Hora de del relevo?

‘Don José’ ha llevado a Colombia a alturas a las que nunca antes había llegado. En Brasil, a la Tricolor no le pesaron los 16 largos años que llevaba sin clasificarse, y ni siquiera la baja por lesión de Falcao la descarriló. Al alcanzar los cuartos de final superó la que era hasta entonces su mejor actuación —los octavos de Italia 90— y James Rodríguez fue la bota de oro con seis goles.

En Rusia, donde Pekerman reforzó su cuerpo técnico con Esteban Cambiasso, se vio una versión con menos lustre, pero más épica. El equipo demostró carácter para sobreponerse a las adversidades, entre ellas la lesión de James, que solo le permitió actuar en un partido completo. Fue el único equipo en reponerse de una derrota en la primera salida, una prueba de fuego para el cambio de mentalidad que se le atribuye al estratega. También se produjo un afortunado relevo generacional de cara a Catar 2022, con una nueva cosecha encabezada por los defensas Yerry Mina y Davinson Sánchez.

En un país que exporta técnicos con trayectorias meritorias, nadie cuestiona el acierto de la Federación Colombiana de Fútbol al contratar a Pekerman. Su liderazgo tranquilo, sin estridencias, conquistó a los colombianos. Pero su continuidad divide opiniones en la prensa especializada. Parte de la crítica le reclama haber asumido el partido decisivo con tres volantes de marca, una muestra de excesivo respeto hacia los ingleses. Algunos apuntan al cansancio de un entrenador que ya tiene 68 años.

Ante el hundimiento de Sudamerica en Rusia, se vislumbra un autentico ‘juego de tronos’ en los banquillos. Desde hace meses se especula sobre el final de la ‘era Pekerman’. Algunas versiones postulan a entrenadores que dirigieron en la copa. Unas apuntan al colombiano Juan Carlos Osorio, que alcanzó los octavos de final México, y otras al también argentino Ricardo Gareca, eliminado en primera ronda con Perú. Sin embargo, cuando el equipo aún estaba vivo en el Mundial, Ramón Jesurún, presidente de la federación, aseguró que no había dialogado con ningún entrenador ni contemplado la posibilidad de buscarle a Pekerman un sustituto. “Con el éxito no se pelea”, ha afirmado el directivo. Como ya ocurrió hace cuatro años, Pekerman, siempre prudente, evita referirse a su futuro.

Más información