Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Croacia derrota a un México angustiado por las lesiones (0-1)

Un gol de Rakitic le da la victoria a los balcánicos frente a un Tri que perdió a dos de sus defensores habituales: Araujo y Salcedo

México vs Croacia
Ochoa auxilia al lesionado Araujo. AFP

El júbilo de México fue detenido en seco por Croacia y por la desventura. Ivan Rakitic lideró la victoria para los suyos con un gol de penalti para el 0-1. El Tri, que tomó el partido para valorar a algunos de sus futbolistas novatos, recibió dos ganchos a la mandíbula: las lesiones de Néstor Araujo y Carlos Salcedo, un par de defensores predilectos de Juan Carlos Osorio.

El conjunto mexicano tuvo un inicio de juego deficiente, sin la conexión entre los dos futbolistas con mayor creatividad en el campo: Carlos Vela e Hirving Lozano. Los croatas empezaron a atacar por la banda derecha con Rebic. Mateo Kovacic y Rakitic tenían blindado el medio campo. En una escapada de Rebic, Araujo extendió la pierna derecha para bloquear el tiro; la izquierda se quedó atascada en el pasto donde juegan los Dallas Cowboys de la NFL. El mexicano se tumbó en el campo y salió en camilla directo al hospital. La información preliminar se debatía entre una de distensión de ligamentos o algo peor, una ruptura de los mismos. 

Araujo había sido uno de los futbolistas preferidos por Osorio desde que llegó al banquillo. Emergió de los equipos inferiores de Cruz Azul y luego fue fichado por Santos Laguna en el norte de México. Uno de sus mayores proezas fue ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en 2012. Era el suplente obligado de Rafael Márquez, quien sigue alejado de la selección por su presunta vinculación con un narcotraficante. 

La memoria del mexicano se remitió a un episodio similar. En 2014, en los preparativos para la Copa del Mundo, el medio Luis Montes se fracturó la tibia en un amistoso contra Ecuador. El plan de Osorio contra Croacia se marchitó. Tuvo que echar mano de Diego Reyes y al inicio del segundo tiempo le sacó. Mandó al campo a Carlos Salcedo, del Eintracht de Fráncfort, quien abandonó el campo a los 23 minutos cuando cayó mal sobre el campo. Las molestias eran en su hombro izquierdo, el mismo que fue operado en junio pasado cuando se lastimó durante la Copa Confederaciones.

El momento del penalti cobrado por Rakitic.
El momento del penalti cobrado por Rakitic. AFP

Las lesiones marginaron el accionar del equipo mexicano. La brillantez de Vela poco pudo relucir y se apagó gradualmente por las constantes patadas que recibía. El seleccionador de México había dado su respaldo como media punta a Rodolfo Pizarro y el chico de 24 años no pudo corresponderle con destreza. Tampoco lo pudo hacer el medio Omar Govea, aporreado por los croatas.

Los dirigidos por Zlatko Dalic pusieron barricadas en la zona defensiva. Allí quedaron soledad Lozano, Javier Chicharito Hernández y Raúl Jiménez. Se mostraron intransigentes desde el once titular y con los suplentes. El penalti acertado por Rakitic desconcertó aún más a México.

El Tri abandonó el campo en Arlington, Texas desolado. Sin ideas en el juego, certezas en el estilo ni un cuadro titular, el plantel estaba descongojado al ver a Salcedo con un cabestrillo y con el aviso de que Araujo estaba hospitalizado. El camino hacia el Mundial para los mexicanos empieza a encontrar obstáculos. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información