Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un expresidente de Honduras se declara culpable en el escándalo de la FIFA

Rafael Callejas, que también fue responsable nacional de fútbol, admite los cargos de la Fiscalía de Nueva York coincidiendo con la gira americana de Infantino

Rafael Callejas sale de la Corte Federal de Brooklyn el lunes.

El expresidente de Honduras Rafael Callejas se ha declarado culpable de los cargos de asociación criminal y fraude en relación con la obtención de sobornos a cambio de contratos por los derechos de retransmisión y marketing de partidos clasificatorios de la FIFA. La declaración, realizada este lunes en la corte de Brooklyn, en Nueva York, supone el reconocimiento de a culpa de uno de los acusados de mayor perfil institucional de la ristra de encausados conocida el pasado diciembre dentro del macroproceso iniciado por la Justicia estadounidense contra la corrupción de la poderosa organización mundial del fútbol.

Callejas, presidente de la federación hondureña de fútbol (FENAFUTH) entre 2002 y 2015, también había presidido el Gobierno del país entre 1990 y 1994. Según la acusación, Callejas “negoció y aceptó sobornos de cientos de miles de dólares a cambios de su influencia para adjudicar contratos a Media World [ligada a la española Imagina (Mediapro)], una compañía de Florida de marketing deportivo, para los derechos de mediáticos y marketing de los partidos clasificatorios de las selección, de las compas del mundo de 2014, 2018 y 2022”, señala el departamento de Justicia estadounidense en un comunicado. “Durante años, Media World transfirió estos sobornos desde sus cuentas bancarias de Estados Unidos, a través de un intermediarios, a cuentas en el extranjero del expresidente y un cómplice", agrega.

En Tegucigalpa, uno de los abogados del expresidente también admitió, según Efe, que el dinero ligado al escándalo de la FIFA que Callejas recibió "fue utilizado para aportar fondos para las campañas preelectorales de los diputados de la Federación de Fútbol" de su país, "en los años 2006 y 2010. Con los mismos recursos "se contribuyó a que los diputados afines al licenciado Rafael Leonardo Callejas pudieran ser electos", añade.

EE UU, donde el fútbol (soccer) es aún un deporte minoritario, inició la causa el pasado mayo porque para las transacciones ilícitas se usaron cuentas bancarias estadounidenses. El departamento de Justicia ha acusado ya a 41 personas o entidades de participar en una trama de corrupción que operó durante décadas. El expresidente de Honduras fue acusado el pasado diciembre, junto con otros 15 altos cargos de organizaciones latinoamericanas de fútbol. En esa lista figuraba también Héctor Trujillo, un juez del Constitucional de Guatemala.

Callejas, que se encuentra en libertad vigilada en Nueva York, se enfrenta ahora a una sentencia máxima de 20 años por cada uno de los cargos y ha aceptado también pagar una penalización de 650.000 dólares (unos 580.000 euros).

Esa sería una gota en un océano de corrupción, a juzgar por la investigación llevada a cabo en Estados Unidos. Según el departamento de Justicia, desde 1991 dos generaciones de dirigentes del mundo del fútbol actuaron de forma organizada para obtener de forma ilícita más de 200 millones de dólares.

A mediados de este mes, la FIFA envió a la justicia estadounidense una solicitud para recuperar los "decenas de millones de dólares" que se embolsaron de forma ilegal sus antiguos dirigentes. Este mismo martes, el presidente de la institución, Gianni Infantino, que se encuentra de gira por América Latina, afirmó en Paraguay que espera que Estados Unidos restituya los 190 millones de dólares que fueron desviados por decenas de dirigentes y empresarios implicados, informa Efe. "No es dinero de los Estados Unidos, no es dinero de esas personas, es dinero que pertenece al fútbol. Hay unos 190 millones de dólares que están ahí en Estados Unidos de esas personas que ya se declararon culpables", dijo Infantino en la sede de la Conmebol. El español Gorka Villar, director de la organización sudamericana e hijo del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, está siendo investigado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información