La Feria del Libro de Madrid desembarca en el Retiro sin límite de aforo, sin país invitado, sin planos impresos y sin megafonía

La tradicional cita aumenta el número de casetas hasta 378 y tendrá como eje temático el viaje. Habrá cuatro espacios reservados para las firmas más multitudinarias, pantallas y personal para orientar a los visitantes

Cartel de la 81ª edición de la Feria del Libro de Madrid, realizado por Isaac Sánchez.
Cartel de la 81ª edición de la Feria del Libro de Madrid, realizado por Isaac Sánchez.

Desde el 27 de mayo hasta el 12 de junio se abrirán un año más las casetas de venta de libros en el madrileño Parque del Retiro, en la 81ª edición de la feria más importante de España para el sector editorial. Se retoma el calendario habitual de esta cita, que en 2021 fue trasladada al otoño y estuvo sujeta a diversas restricciones de espacio y aforo por la pandemia.

Eva Orúe, directora de la Feria del Libro de Madrid desde el pasado diciembre, ha presentado este jueves en el Ayuntamiento el programa y las principales novedades. “No hemos querido abordar grandes cambios, porque no se llega a 81 ediciones sin haberlo hecho bien”, apuntó. Aumenta, eso sí, el número de casetas hasta 378 y habrá cuatro espacios reservados para las firmas que se espera que congreguen a más público, convenientemente situadas en esquinas para poder desplazar las colas fuera del paseo central, de manera que no interrumpan el paso, ni bloqueen el acceso a las casetas vecinas. Se mantiene el horario partido, aunque se adelanta media hora entre semana: de lunes a viernes de 10.30 a 14.30 y de 17.30 a 21.30; sábados y domingos, de 10.30 a 15.00 y de 17.00 a 21.30.

Tanto Orúe como la concejal de Cultura, Deportes y Turismo, Andrea Levy, han asegurado que la permanencia de la Feria en el Parque del Retiro en futuras ediciones no está en duda (el acuerdo suscrito termina en 2024), pero la directora ha subrayado el esfuerzo que los organizadores han puesto en ser más respetuosos con el medio ambiente para contribuir a la conservación del histórico espacio verde. En línea con esto se suprimen los mapas impresos y la megafonía que anunciaba las firmas en las distintas casetas, fuente de contaminación acústica. “Habrá cuatro pantallas para informar, una app que se lanza esta semana y ocho personas que podrán orientar y acompañar a los visitantes”, ha explicado. “Hay que cuidar el Retiro y conseguir que quienes lo visiten para ir a la Feria nos ayuden”. Los generadores eléctricos que requiere el evento no han podido ser suprimidos y se mantienen tres bares cuya concesión cambia este año y que ahora solo emplearán materiales reciclables. “Son lugares de encuentro y de descanso, de los que no podemos prescindir”.

Vista del montaje de las casetas de la 76ª edición de la Feria del Libro de Madrid en 2017.
Vista del montaje de las casetas de la 76ª edición de la Feria del Libro de Madrid en 2017. Víctor Sainz (EL PAÍS)

La programación —“un animal vivo que aún está mudando de piel”, ha advertido Orúe— girará en torno a la idea del viaje entendido en su dimensión más amplia. Un encuentro de los escritores Gabi Martínez, Karina Sainz Borgo y Nuria Barrios sustituirá la conferencia inaugural y dará paso a una larga lista de actividades que se celebrarán en los pabellones (Infantil, CaixaBank, Europa, Comunidad de Madrid y Publisher’s Weekly), que ocuparán el paseo central, y en la Biblioteca Eugenio Trías. El impulso de la lectura entre los más jóvenes, la poesía, las mujeres, el medio ambiente, Europa del Este y Latinoamérica centrarán las charlas y lecturas, que podrán ser seguidas por streaming. Aunque esta “no es una feria internacional del libro, sí tiene vocación de estar presente fuera y llegar al público que no esté en el Retiro”, ha explicado la directora. La cita también contará por primera vez con un podcast, Destino Feria, con 26 episodios realizado en colaboración con la plataforma Podimo.

Capítulo aparte son los homenajes y aniversarios previstos. El 11 de junio, durante todo el día los lectores de Almudena Grandes serán invitados a leer en la caseta Madroño el párrafo que ellos elijan de cualquiera de sus obras, en cualquier idioma, para recordar a la escritora madrileña que tanto celebró y promovió la Feria del Libro de Madrid —“la prefiero sobre cualquier otra”, escribió el pasado septiembre, cuando su estado de salud la impidió encontrarse con sus lectores—. El crítico Javier Goñi, el Nobel José Saramago, los novelistas Domingo Villar y Roberto Calasso, y el sello Akal que ha cumplido 50 años, serán igualmente recordados en el Retiro, donde además se celebrarán tres charlas con motivo del quinto centenario del gramático Antonio de Nebrija. “Hay ganas de feria”, concluyó Orúe.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Andrea Aguilar

Es periodista cultural. Licenciada en Historia y Políticas por la Universidad de Kent, fue becada por el Graduate School of Journalism de la Universidad de Columbia en Nueva York. Su trabajo, con un foco especial en el mundo literario, también ha aparecido en revistas como The Paris Review o The Reading Room Journal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS