ARTE

Yturralde traza un hipnótico círculo en la fachada del IVAM como símbolo del vacío

El Premio Nacional de las Artes Plásticas 2020 exhibirá esta gran obra de nueve metros hasta mayo

José María Yturralde, ante su obra 'Hathor', de nueve metros de altura, colgada en la fachada del IVAM.
José María Yturralde, ante su obra 'Hathor', de nueve metros de altura, colgada en la fachada del IVAM.Mònica Torres

Un círculo siempre da que pensar. Ya aparece dibujado en las cuevas prehistóricas, mucho antes de que se adoptara como símbolo por diferentes culturas, religiones y escuelas de pensamiento. Su significado es múltiple. En Japón, por ejemplo, el ensō, el círculo, simboliza la iluminación, la fuerza, la elegancia, el universo, el infinito, el vacío. Es el símbolo zen de la plenitud de lo simple.

A esta mitología japonesa pertenece el gran círculo verde, amarillo y rojo sobre un fondo cuadrado muy oscuro, de nueve metros de lado, que ha creado el artista José María Yturralde. Cuelga desde este lunes de la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) y recibe el nombre de la diosa egipcia, Hathor, aunque se circunscribe a su serie ensō, según ha explicado el último Premio Nacional de las Artes Plásticas.

Siempre tiene algo de hipnótico el círculo. Y los colores ardientes y el tamaño de la nueva obra realizada ex profeso por el creador de 78 años, afincado en Valencia desde los sesenta, profundizan en esa condición o virtud, desde un punto de vista artístico.

De alguna manera ese círculo es una síntesis del interés de Yturralde por la abstracción, la geometría, la ciencia y el pensamiento a lo largo de su trayectoria. Su ubicación también remite a sus estructuras voladoras, a esos cometas que volaron sobre la ciudad de Venecia en su bienal de 1978.

Yturralde ha explicado que su obra va “más allá” del concepto del círculo, y ha relacionado esta figura con la mitología y las deidades. Hathor 2015-2016 trata de “dar significado a aspectos anímicos y sagrados”, de reflexionar sobre los conceptos del infinito y el universo a través de la abstracción. Hoy el mito es el dinero y los dioses son Messi o Steve Jobs, pero también se conservan las pulsiones más ancestrales de la humanidad. Y el arte sirve para explorarlas. Yturralde lo ha hecho describiendo curvas. Al fin y al cabo, la vida, el sol, el universo se mueven trazando curvas, ha comentado el artista.

La directora del IVAM, Nuria Enguita, ha recordado que el creador es uno de los pioneros del arte abstracto en España, que aúna arte y ciencia en sus trabajos, y ha destacado su investigación computacional y creativa a finales de los sesenta en el Centro de Cálculo de la Universidad Complutense, a donde llegó el primer ordenador en España, y donde coincidió con artistas como Elena Asins o Eusebio Sempere.

La obra expuesta en la fachada permanecerá en el IVAM hasta el 30 de mayo.

Lo más visto en...

Top 50