La cultura nicaragüense despide a Cardenal y critica el “cinismo” de Daniel Ortega

Los cantautores Hernaldo Zúñiga, Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy lloran la partida del poeta nicaragüense

El poeta Ernesto Cardenal en su casa de Managua.
El poeta Ernesto Cardenal en su casa de Managua.CARLOS HERRERA

El cantautor Carlos Mejía Godoy llora en el exilio. Lejos de su natal Nicaragua recibió la noticia de que su amigo, el poeta Ernesto Cardenal, falleció a los 95 años de edad. La conmoción es grande para este hombre que dotó de banda sonora a la Revolución Sandinista y creó la famosa Misa Campesina de la mano del poeta y figura clave de la teología de la liberación. “Más que mis lágrimas, mi corazón sangra con la muerte de Ernesto”, expresó Mejía Godoy.

Más información

“Se va no solamente un amigo, sino un sacerdote, un conductor, un piloto de esa nave que es la dignidad de un país que sigue sufriendo y luchando”, dijo Mejía Godoy a EL PAÍS, quien se exilió hace más de un año para protegerse de la represión del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. “No pudo irse Ernesto sabiendo que su Nicaragua volvía a ser libre. Esa hubiera sido la mejor extremaunción, los mejores óleos antes de su partida; decirle que ya su patria es libre”.

La cultura nicaragüense ha sido trastocada con la muerte de Cardenal, uno de los principales exponentes de la poesía latinoamericana. Escritores, artistas y músicos han expresado su pesar por el fallecimiento del sacerdote. Sobre todo, sus amigos como Mejía Godoy, quien era cercano a Cardenal desde las andanzas revolucionarias contra la dinastía somocista, las complicidades artísticas que aunaron poesía y música, y su oposición actual al Gobierno de Ortega que los persiguió por igual.

La historia de Mejía Godoy y Cardenal la cataliza la Misa Campesina, ese canto litúrgico inspirado en los campesinos y la opresión que sufrían. La pieza musical fue vetada por la iglesia Católica, pero su letra resonó en toda Latinoamérica como consigna. Mejía Godoy relata que para escribir las canciones de esa misa popular se inspiró en el trabajo que Cardenal realizaba con campesinos en Solentiname, el archipiélago enclavado en el Lago Cocibolca, donde el poeta fundó una comunidad rural, al mismo tiempo que unió evangelio y arte.

“La misa campesina no hubiese sido posible sin Ernesto Cardenal por muchas razones. Primero por su obra y no solo poética, sino ese apostolado en Solentiname donde creó un proyecto místico, revolucionario y cultural, con el taller de pintura primitivista más importante del mundo. Esa obra de Ernesto Cardenal fue el punto de partida para escribir una misa silvestre, una misa que rompió con todos los esquemas de la misa tradicional”, dijo Mejía Godoy.

Luis Enrique Mejía Godoy, también cantautor y hermano de Carlos, no solo fue amigo de Cardenal, sino que trabajaron juntos en el Ministerio de Cultura durante la revolución sandinista. El cantante criticó que el régimen emitiera un comunicado, firmado por Daniel Ortega y Rosario Murillo, decretando tres días de duelo nacional por la muerte del poeta.

“Es cinismo de parte de un Gobierno que ha perseguido a Ernesto. Hay testigos, escritos en los medios de comunicación del Gobierno sobre los ataques contra Ernesto”, dijo Luis Enrique Mejía Godoy, en referencia a los ataques dirigidos por Murillo contra el poeta, que incluyó una multa millonaria. “Ernesto siempre fue un hombre muy coherente, sin pelos en la lengua. Ernesto hablaba desde hace muchos años que en Nicaragua hay una dictadura; no lo dice desde el 18 de abril cunado estalló la crisis. Era una basura en el ojo de este régimen represor”.

El cantante Hernaldo Zúñiga –autor de grandes éxitos como “Procuro Olvidarte– fue amigo de Cardenal, y en cada uno de sus conciertos canta el Epigrama “Al perderte yo a ti” del sacerdote. Zúñiga dijo tener sentimientos encontrados sobre el comunicado gubernamental.

“Más allá de un asunto meramente táctico, de oportunidad política, quisiera pensar que detrás hay un gesto honesto”, dijo Zúñiga a EL PAÍS. “Es decir, apunto que independientemente de los brutales desencuentros que tuvo Ernesto con el régimen del presidente Ortega, lo cierto es que es tan grande su impronta en nuestra historia, que eso terminó venciendo las miserias inmediatas, la procacidad con la que fue tratado el padre en los tiempos recientes. Quisiera creer que ese reconocimiento desde las instituciones del Estado es honesto”.

Influencia de Cardenal en destacados cantautores

Hernaldo Zúñiga, Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy son los cantautores más destacados de Nicaragua. Todos escribieron canciones contra la dictadura de Somoza, y consolidaron algunas de sus composiciones como himnos en Iberoamérica. Ellos coinciden que la poesía de Cardenal marcó sus carreras musicales.

Los hermanos Mejía Godoy coinciden en que el extenso poema Hora Cero, que destaca las proezas de Augusto Sandino y los guerrilleros sandinistas, fue impresionante para ellos durante su juventud revolucionaria. “De ese poema, en el que describía la gesta de Sandino, saqué las palabras para escribir Eran 30 con él. Es uno de los poetas que más me ha influido. Y no solo como poeta sino con la profundidad de su palabra. Ernesto fue un poeta y profeta en su tierra”, dijo Luis Enrique Mejía Godoy.

Por su parte, Zúñiga, más joven que sus pares cantautores, dijo que Cardenal en los años setenta fue inspiración para los jóvenes: “Fue un icono inspirador para almas todavía en proceso de formación. Él nos dio eso a los muchachos de entonces: primero con el testimonio del hombre, del religioso... él hizo un cóctel de aparentes contradicciones, pero al final tenia una inmensa coherencia. El actuar de Cardenal en el contexto de Nicaragua fue valioso e inspirador. Una referencia poderosísima para mucha gente”.

Los familiares de Cardenal anunciaron que su velatorio se realizará este lunes en Managua. Para el martes invitaron a la ciudadanía a sumarse a una misa de cuerpo presente en la Catedral Metropolitana de la capital. Luego, el cuerpo del poeta será cremado y zarpará por última vez a Solentiname, donde será enterrado junto a los campesinos de esa isla que cayeron luchando contra Somoza. “Lo único que lamento es no poder tomar un avión y aterrizar en Solentiname para cantarle nuestra misa campesina. Desde el exilio le rendiré tributo al poeta vivo, hasta hace unos días, más importante de Nicaragua, y una de las referencias de la lírica y la dignidad”, lamentó Carlos Mejía Godoy.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción