Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Antonio Franco, director del MEIAC de Badajoz

Profesional visionario y clarividente, muy comprometido con el arte de su tiempo, dirigió el museo extremeño desde su apertura en 1995

Antonio Franco, director del MEIAC de Badajoz, en una imagen sin fecha.
Antonio Franco, director del MEIAC de Badajoz, en una imagen sin fecha.

Antonio Franco (Badajoz, 1955), director del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) de Badajoz desde su apertura en 1995, murió este domingo tras una enfermedad tan rápida como letal. Historiador y crítico, se formó en arte antiguo, aunque se distinguió por su compromiso con el arte contemporáneo y las nuevas expresiones creativas surgidas del encuentro entre las artes plásticas y visuales, la ciencia y las nuevas tecnologías de la comunicación. Metódico, racional y profundamente ético, representaba los valores que deberían caracterizar a todo funcionario público.

Franco era muy consciente de los cambios que estaban modificando el mundo, así como de la posición geográficamente periférica del MEIAC, fuera de los circuitos arquetípicos del arte contemporáneo. Por ello apostó por Internet, porque en la red de redes que se estaba afianzando en España por aquellos años, y en sus mecanismos de interacción y colaboración remota, vislumbró la posibilidad de alcanzar un diferente tipo de centralidad para su museo. Una centralidad basada en procesos y no en obras materiales, acumuladas como botines de guerra, un discurso que ahora se repite desde muchas instancias, pero que a mediados de los años 90 (y desde Extremadura) resultaba realmente revolucionario.

Pese a su aparente severidad, sensatez y prudencia, fue un profesional visionario y clarividente, que impulsó iniciativas pioneras no solo para España, sino a nivel global, como la creación de un archivo digital, con más de 150 piezas de un centenar de artistas internacionales. De ese modo en el año 2000 el MEIAC fue el primer museo de España en abrir una galería de obras virtuales, creadas expresamente para la red y sobre todo en plantear la necesidad de preservar las experimentaciones tempranas que se estaban dando en la escena de los nuevos medios.

Además de adquirir obras, con el objetivo de acceder al circuito internacional desde una especificidad concreta, Franco se comprometió con la difusión, publicando libros y organizando exposiciones con una doble vertiente física y virtual, que otorgaron al MEIAC una posición que nunca habría alcanzado de otra forma. Este planteamiento heterodoxo e innovador le llevó a organizar proyectos en colaboración con grandes museos como El discreto encanto de la tecnología, comisariada por Claudia Giannetti y coproducida con el alemán ZKM en 2008, cuyo catálogo constituye un texto de referencia y lectura obligada para cualquier historiador o comisario que quiera enfrentarse a la evolución de las artes digitales en España. Gracias a Franco y a esta exposición empezó la recuperación de las obras surgidas del Centro de Cálculo de Madrid en los años 70 y de artistas como Manuel Barbadillo, José Luis Alexanco y Lugán, que luego fueron encumbrados por Manolo Borja-Villel desde el Museo Reina Sofía.

Otro de los logros de Franco fue la creación junto con el artista y teórico argentino Gustavo Romano, del NET-escopio, un visor de arte en red y a la vez un archivo en continuo desarrollo, destinado a reunir, recuperar y restaurar obras concebidas para Internet, para ponerlas a disposición del público en las mejores condiciones posibles. Su actitud discreta y rigurosa, junto con una calidad humana excepcional, le granjeó el cariño y el reconocimiento de la escena internacional, hasta el punto que en 2018 consiguió Turbulence.org, el mítico archivo de net.art y arte digital, fundado en 1996 en Nueva York por las artistas Helen Thorington y Jo-Anne Green. Tras mantener conversaciones con varios museos, Turbulence optó por ceder al MEIAC un fondo de 250 obras originales y material documental de piezas performáticas multimedia, que marcan la evolución del media art. Ni siquiera en esta ocasión, el gobierno central se planteó apoyar el museo, dotándolo de los medios presupuestarios necesarios para llevar adelante su innovadora propuesta de Museo Inmaterial que, pese a los escasos medios, Franco consolidó a lo largo de dos décadas a través de muestras, publicaciones, encuentros, simposios y ensayos. El funeral es este lunes a las 11.00 horas en la Iglesia de Santo Domingo en Badajoz.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información