Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin historia

Algunos programas de radio intentan remediar la ignorancia sobre nuestra industria musical

Carlos Galán, cofundador de Subterfuge.
Carlos Galán, cofundador de Subterfuge.

Aseguran que en España se editan unos 90.000 libros al año. Con semejante ritmo de lanzamientos, parece increíble que –por lo que sé– nunca haya salido un tomo que presente una panorámica de la industria fonográfica española, esencial para entender la evolución sonora del país y con más de cien años de existencia. Para confesarlo todo, urge reconocer que se trata de un negocio de pésima imagen, sobre todo después de las infaustas batallas del “gratis total” de la era Internet.

Pero hoy no plantearemos juicios morales. Prefiero destacar tan aberrante ausencia de información, que sería inimaginable si se tratara del cine nacional o, ya puestos, de la misma edición de libros. Se me ha ocurrido comprobar si ocurre lo mismo en, vaya, “los países de nuestro entorno” y sí, somos la anomalía. Allí cuentan con libros generalistas, aparte de obras dedicadas a determinados empresarios o compañías.

Dada la inacción de la patronal del sector, los ministerios de Industria o Cultura y, ya puestos, la Fundación SGAE, supongo que la pelota de contar esa historia debería terminar en el campo de las universidades. El actual periodismo musical, me temo, ya no tiene margen para emprender investigaciones de ese calado. Nadie se lo agradecería, por otra parte.

Parece increíble que nunca haya salido un tomo que presente una panorámica de la industria fonográfica española

Tengo una anécdota reveladora. La periodista Patricia Godes puso en marcha en 2016 el programa Conversaciones con la música, en M21 Radio, que pretendía ser crónica del pop hispano. Por allí desfilaron desde disqueros a productores, pasando por compositores y (naturalmente) músicos, en entrevistas muy preparadas. ¿Se premió ese esfuerzo? No. La emisora municipal de Madrid fue clausurada el pasado otoño por la coalición de derechas que controla el actual Ayuntamiento, que no se privó de insultar a los trabajadores. Para rematar la jugada, a principios de este mes se puso “fuera de servicio” la página web que permitía la recuperación de Conversaciones con la música y los demás programas de M21.

Una calamidad pero, atención, ha tomado el testigo Simpatía por la industria musical, parte de la monumental oferta –¡33 títulos!- de podcasts de Subterfuge Records, disponibles en Ivoox o Spotify. El programa está presentado por Carlos Galán, cofundador del sello. Ofrece semanalmente una extensa conversación, ni siquiera interrumpida para pinchar música, con una serie de potentes actores del negocio, con especial dedicación a disqueros, representantes y directivos radiofónicos.

Domina un tono respetuoso: Galán insiste en que no quiere “hacer nostalgia” (otros diríamos “historia”), que prefiere buscar las lecciones aplicables al presente. Pero se enfrenta a grandes monstruos, que quizás requerirían repreguntas y puntualizaciones: a veces, se cuelan mentirillas menores y embustes solo explicables por la patología de los egos insatisfechos.

Simpatía por la industria musical es de escucha obligada para profesionales del asunto y, desde luego, para aficionados que aspiren a una visión en profundidad de cómo se hizo (y se difundió) la música pop en España. Tal vez, ahora que lo pienso, las discrepancias en los testimonios respondan a la ausencia de un consenso comúnmente aceptado. Como ahora se dice, un relato que fije cronologías, causas y efectos. Es decir, una historia. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información