Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El libro se estanca en España

La facturación en 2017 fue de 2.319,36 millones de euros, apenas un 0,1% más que en 2016, según el informe del Comercio Interior del Libro elaborado por el Gremio de Editores

Interior de la librería Juan Rulfo de Madrid.
Interior de la librería Juan Rulfo de Madrid.

El año 2017 acabó con un sabor agridulce para los editores de libros. Apenas un aumento del 0,1% en la facturación global, hasta alcanzar los 2.319,26 millones de euros, según el informe del Comercio Interior del Libro elaborado por la Federación del Gremio de Editores de España (FGE), que cuenta con el respaldo del Ministerio de Cultura. “Un crecimiento pírrico”, aseguró Daniel Fernández, presidente de la FGE. Nada que ver con el optimismo manifestado el año pasado, cuando las cifras de 2016 marcaron un aumento del 2,7% con respecto a 2015. Es más, los editores incidieron en otro dato: desde 2007, cuando se alcanzaron los 3.123,17 millones de euros, se ha perdido un 25% de la facturación.

Las causas de estas cifras se deben, según la FGE, a la bajada en la venta de los libros de texto, que ha sido de un 3% menos que en 2016. Los editores achacan esta disminución a las políticas de gratuidad de las comunidades autónomas. “Son políticas sometidas al azar presupuestario. Además, cada comunidad tiene su propio calendario. Esto genera una incertidumbre total en el sector”, insistió Miguel Barrero, vicepresidente de la FGE. De hecho, si no fuera por los libros escolares “habríamos obtenido un crecimiento del 2%”, manifestó Fernández.

No obstante, la facturación en la materia de literatura también se ha estancado. Sólo ha supuesto un 1% más que en 2016 (451,68 millones de euros). Para los editores hay varias razones. Por un lado “en 2017 no hubo títulos que tuvieran tantas ventas como en 2016, que fue el año de Patria. Los títulos son menos vendedores”, apuntó Fernández, quien también señaló que “puede que los lectores de novelas estén disminuyendo”. Por otro lado, incidieron en las escasas compras por parte de las bibliotecas públicas y en los efectos de la piratería. “Desde el Observatorio del libro nos señalan que está creciendo y que hay un lucro cesante que ya alcanza los 200 millones de euros”, insistió el presidente de los editores. El lucro cesante refleja lo que se ha dejado de ganar por los contenidos pirateados.

Aumento en la producción de títulos

A pesar de estos datos lo que no disminuye es la producción de títulos. Hasta 87.262 libros se editaron en 2017 (incluidas las reimpresiones), lo que supone un 7,1% más que en 2016. En total se publicaron 240,22 millones de ejemplares, es decir, un 7,2% más que el año pasado. Y sólo se vendieron 157,88 millones de ejemplares, lo que señala que hasta un 34,5% se quedó sin vender.

Si se especifica sólo en novela, los datos muestran que en 2017 se publicaron 12.825 títulos, es decir, un 13,3% más que en 2016 (11.317 títulos), y que se pusieron en circulación más de 43 millones de ejemplares, un 11,5% más que en 2016 (38 millones de ejemplares). ¿Hay una burbuja en el sector? Para Daniel Fernández, “es evidente que se ha publicado demasiado. Todo el mundo intenta adaptar la tirada, pero son las que editoriales pequeñas y medianas las que más libros producen”. Sin embargo, para Antonio María Ávila no existe una inflación en el mercado del libro: “Yo creo que es la que el mercado demanda. Y es una señal de la riqueza cultural de España. Y además, ¿quién va a decir que este u otro libro no se tiene que editar? Es un papel que durante años ejerció la Iglesia y no me gusta”. La tirada media en novela en 2017 fue de 3.383 ejemplares

Con respecto al libro digital, las cifras se mantienen en relación a 2016. En 2017 se facturaron 119 millones de euros, un 1,6% más que en el año anterior, lo que representa el 5,1% del total de la facturación del sector. Sí ha aumentado la edición de libros digitales con un 2,9% más de títulos, lo que señala que la oferta cada es mayor. Una vez más, Amazon es la plataforma más utilizada con una cuota de mercado del 22,7%. Le sigue La Casa del Libro con un 7,5%.

Los diccionarios y enciclopedias, por su parte, siguen en plena caída: en 2017 facturaron 39,85 millones de euros, un 2% menos que en 2016.