Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Dolor y gloria’, de Pedro Almodóvar, optará al Oscar a la mejor película internacional

El cineasta devuelve al cine español a una categoría en la que no entraba desde 2004, con 'Mar adentro'.

'Parásitos', de Bong Joon-ho, será su gran rival en la gala del 9 de febrero.

Pedro Almodóvar, en la pasada gala de los Globos de Oro. En el vídeo, Antonio Banderas consigue su primera nominación al Oscar.

La larga travesía del cine español ha terminado. Han pasado 14 años, otras tantas películas, y un resultado siempre idéntico: ninguna lograba la nominación, nadie escapaba del desierto. Hacía falta, probablemente, el guía más experto. Y el que mejor conoce el camino de vuelta hasta el oasis. Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, ha conseguido este lunes una candidatura al Oscar a la mejor película internacional, como ha anunciado la Academia de Hollywood. No ocurría desde Mar adentro, de Alejandro Amenábar, que ganó en 2005. Almodóvar regresa así a la gala por cuarta vez, con su filme más personal, y tras una ausencia incluso más duradera: han pasado 17 años desde el triunfo de Hable con ella, que logró dos candidaturas y se llevó el galardón al mejor guion original, escrito precisamente por Almodóvar.

No es la única alegría para Dolor y gloria: Antonio Banderas también ha sido nominado a mejor actor, por primera vez en su carrera, por su papel de Salvador Mallo, un cineasta de 60 años, cuerpo y alma doloridos, y una suerte de alter ego del director. Si se suma la candidatura de Klaus, de Sergio Pablos, a mejor obra de animación, se obtiene un hito en la historia del cine español: por primera vez, dos largos de producción nacional optan al Oscar en el mismo año. Puede consultar todas las nominaciones aquí.

La gala del 9 de febrero dará a conocer los ganadores: Parásitos, del surcoreano Bong Joon-ho, es la favorita, y principal rival de Almodóvar, como mejor película internacional. La categoría cambia este año de nombre porque la Academia considera que "habla extranjera" es un concepto obsoleto. El director surcoreano ya se llevó el Globo de Oro y el hecho de que Parásitos opte también a mejor filme y dirección del año complica las opciones de Almodóvar. La polaca Corpus Christi, la macedonia Honeyland y la francesa Los miserables completan esta categoría.

Cuando se ha anunciado su candidatura, Almodóvar se encontraba en Londres, en una escala de su vuelo de vuelta a Madrid desde Los Ángeles, adonde había viajado el sábado para recoger dos premios por Dolor y gloria, uno de ellos de los críticos de la ciudad. Desde el aeropuerto, el director señaló en un comunicado: "Me hacen muy feliz estas nominaciones. Es el broche final a la carrera de la película. Antonio ha sido parte de mi filmografía y de mi vida desde hace más de 30 años, que consiga su primera nominación por esta película me llena de orgullo". Lo cierto es que la nominación alarga la lista de reconocimientos que está obteniendo Dolor y gloria prácticamente ya desde su estreno: en el festival de Cannes, Banderas recibió el galardón al mejor actor. Repitió en los Premios del Cine Europeo, donde también fue reconocida la dirección artística de Antxón Gómez. La película cuenta con 16 candidaturas para los Goya, cuya gala se celebra el 25 de enero, y optará al Bafta al mejor filme extranjero.

También se amplía así el currículo de Almodóvar, ya rebosante de reconocimientos. Es la cuarta vez que alcanza la selección final de los Oscar. En 1989, Mujeres al borde de un ataque de nervios compitió como mejor película de habla extranjera, pero el premio fue para Pelle el conquistador, de Bille August. En su segunda visita, en 2000, Almodóvar se llevó el Oscar en la misma categoría por Todo sobre mi madre. Y, en 2003, Hable con ella fue galardonada por su guion, logró otra candidatura a la mejor dirección, pero no como mejor filme extranjero. Ganó En un lugar de África, de Caroline Link.

El director busca ahora su segundo Oscar a la mejor película de habla extranjera, y el quinto para el cine español: además de Todo sobre mi madre y Mar adentro, obtuvieron la estatuilla Volver a empezar, de José Luis Garci, en 1983, y Belle Epoque, de Fernando Trueba, en 1992. Solo Italia, con 11 victorias, y Francia, con nueve, suman más galardones en esta categoría. 

Dolor y gloria cuenta la historia de Mallo y sus tormentos. La edad, los remordimientos, una operación en la espalda, el aislamiento y el temor que de que jamás volverá a rodar una película condenan al director a una melancolía insuperable. El protagonista se parece al propio Almodóvar, aunque el creador ha aclarado que la obra no es autoficción: bebe de su vida y sus sentimientos, pero de ahí parte para novelar otra existencia. Hay, eso sí, parecidos evidentes: el personaje tiene su pelo y su casa en el filme replica la de Almodóvar. Los mismos muebles, cuadros, libros. Aunque puede que la película a su vez cambie el hogar real del director: tal vez, en febrero, haga falta buscar sitio para otro Oscar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información