¿Covid o COVID? ¿El covid o la covid? Los académicos responden

Tras el revuelo levantado por la inclusión de la palabra en el Diccionario como acrónimo en mayúsculas, pulsamos el sentir de escritores, científicos y expertos de la Academia

Paz Battaner, el martes durante la presentación del diccionario en la sede de la RAE, en Madrid.
Paz Battaner, el martes durante la presentación del diccionario en la sede de la RAE, en Madrid.EUROPA PRESS

Lo que hace menos de un año solo era conocido, y temido, en el mundo científico es hoy el factor que determina el devenir de nuestra sociedad y ha causado ya casi un millón y medio de muertos en todo el mundo. El virus SARS-CoV-2 ha transformado tan rápido la realidad que la palabra común para definirlo, covid, se ha incorporado en tiempo récord al habla de cientos de millones de hispanohablantes. La Real Academia Española (RAE) ha reaccionado a esta coyuntura y el martes anunció la inclusión de la palabra COVID, en mayúsculas a modo de acrónimo y tanto en masculino como en femenino, en el nuevo Diccionario de la lengua junto a otro grupo de términos pandémicos (cuarentenizar, desconfinar o desescalada) y cerca de 2.500 acepciones que se incluyen o modifican en la nueva edición. Ninguna ha generado el mismo alboroto que COVID. Hablamos con académicos de diversos perfiles para conocer su parecer.

PAZ BATTANER

La académica y directora del Diccionario pide tolerancia y paciencia y dejar que el uso determine si hay que hacer cambios o no. “COVID puede pasar dentro de un tiempo a nombre común en minúscula. No hay problema alguno, ningún impedimento. Es una palabra que manejamos desde hace nueve meses y ha habido tanta inmediatez que no ha podido pasar por todos los escenarios, algo que no ocurrió con ovni, por ejemplo. Esto es una auténtica novedad. No hay una solución rápida. Ya nos gustaría tener un catalejo para ver el futuro de las palabras. La lengua es de todo el mundo y se va asentando. Esta consulta se mandó a América y se ha analizado. Por el momento se ha considerado que al igual que otros acrónimos que vienen de siglas (AVE, IVA) se escribiera en mayúsculas. También tuvimos una discusión fuerte sobre si es femenino o masculino. ¿Y usted cómo lo pronuncia, covid o cóvid? Es una cuestión de muchísimos millones de hablantes”.

JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ RON

El físico, historiador de la ciencia y vicedirector de la Academia cuenta que el término COVID se trató a partir de la vuelta del verano en la comisión de vocabulario científico y técnico de la Academia que se reúne cada semana y “es muy activa”. Aquello fue rápidamente recogido en el pleno conjunto de la institución y se ha probado con mucha rapidez. “No podía ser de otra manera. Esta pandemia afecta el trabajo, la vida y ha dejado un montón de muertos, y en la medida en que se trata de un fenómeno que solo se entiende desde la ciencia ha traído también un cúmulo de términos que la Academia necesitaba definir. Hay millones de visitantes a la versión web del diccionario que buscan estas palabras”, explica. Sobre el género, Sánchez Ron señala que, a pesar del uso permisivo de la Academia, él recomienda una mayor precisión. “Si nos referimos al virus se puede usar el masculino y si hablamos de la enfermedad puede emplearse el femenino”, matiza. “La RAE trata de no ser demasiado normativa y reflejar el habla, y lo cierto es que se usan los dos géneros”. En cuanto al empleo de las mayúsculas, el historiador de la ciencia no duda de que con el paso del tiempo “terminará siendo aceptable las minúsculas, al igual que sucede con otros acrónimos (radar, sonar, láser)”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete


Pedro Álvarez de Miranda charla con Soledad Puértolas en un acto en octubre de 2019. A la derecha, Inés Fernández-Ordóñez.
Pedro Álvarez de Miranda charla con Soledad Puértolas en un acto en octubre de 2019. A la derecha, Inés Fernández-Ordóñez.

PEDRO ÁLVAREZ DE MIRANDA

El académico y bibliotecario de la RAE y director de la edición anterior del Diccionario es claro: “Es un acrónimo en inglés que nos llega ya así, algo de lo que luego la gente no es consciente, pero eso es secundario. Debo atenerme a la decisión corporativa. ¿Infiere de eso que no soy muy entusiasta? Acertará, pero no me quiero extender más. Ya dije en la Academia lo que tenía que decir”.

SALVADOR GUTIÉRREZ

Académico y especialista en sintaxis y ortografía, Gutiérrez apunta al problema de la tilde, que se pospone con el acrónimo, y aporta otras aclaraciones. “Antes de incluir una palabra en el Diccionario se mira el uso y esta aparecía tanto en minúscula como en mayúscula. De momento se usa más como mayúscula y eso nos ha llevado a incluirla así y no como una palabra como sida u ovni. Además, como sigla no se precisa dónde va el acento gráfico y de esta manera se aplaza un poco este problema hasta que se defina más adelante dónde va la tilde. Lo normal es que las palabras que terminan en d como pared o sed sean agudas, pero será el uso el que lo determine. Por su enorme repercusión social, la RAE ha incluido esta palabra de manera inmediata, sin que se haya asentado su uso. En lo que se refiere al género, lo normal es que lleve el del núcleo, que en este caso es disease, enfermedad, por lo que el femenino es el preferible y el que recomienda la Academia por lógica normativa, pero desde muy pronto se usa el masculino y el Diccionario tiene que recogerlo”.

SOLEDAD PUÉRTOLAS

La novelista y académica Soledad Puértolas aclara que no forma parte de la comisión científica y técnica sino de la de humanidades, y señala que aunque estamos en un momento prematuro es importante que la Academia vaya definiendo y trabajando “sobre las palabras que nos vienen al paso”. La mayúscula aplicada a COVID considera que “acabará cayendo”. Y sobre la cuestión del género confiesa que a ella le sale el masculino. “Lo cierto es que ahora mismo el género de la palabra es indeterminado. Es una enfermedad y es un virus, así que es algo un poco confuso. Aún no sabemos cómo acabará”, señala. “Pero esto es así con todas las palabras, que tienen una definición y al cabo de los siglos se cambia. El diccionario es un ser casi vivo”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS