La buena literatura de las malas personas

Francisco Brines, nuevo Premio Cervantes, siempre ha defendido que la moral de la poesía es la tolerancia

De izquierda a derecha, Josep Maria Castellet, Jose García Velasco, Francisco Brines, Pere Ginferrer, Ana Maria Matute, Luis Alberto de Cuenca y Jaime Siles, en Barcelona en 2000.
De izquierda a derecha, Josep Maria Castellet, Jose García Velasco, Francisco Brines, Pere Ginferrer, Ana Maria Matute, Luis Alberto de Cuenca y Jaime Siles, en Barcelona en 2000.Marcel.li Saenz

Hay escritores que deslumbran y escritores que alumbran. La voz de los primeros tiene tanta fuerza que solo admite el asentimiento. Apenas produce ecos, es decir, imitadores. La de los segundos ilumina el camino a los que vienen detrás e invita a la conversación. Produce interlocutores. San Juan de la Cruz, Lorca y Claudio Rodríguez podrían figurar entre los que deslumbran. Fray Luis, Cernuda y Francisco Brines, entre los que alumbran....

Más información