Encuentro en la tercera fase

Desde el confinamiento de la pandemia trato de recobrar ese paraíso perdido que en este caso será poder llegar a un encuentro en la tercera fase con el mar de la niñez

'El balandrito', Joaquín Sorolla (1909).
'El balandrito', Joaquín Sorolla (1909).

Primera fase. Es cierto que los únicos paraísos verdaderos son los paraísos perdidos. Puede que Caín en su viaje al este del Edén encontrara en el confín del desierto la ciudad de Babel llena de teatros, bibliotecas, museos, librerías, cabarets y discotecas alrededor de una gigantesca torre helicoidal, que solo era la columna de palabras que emanaba de la confusión de lenguas. Entre todas las oportunidades que le deparaba la maldita libertad adquirida mediante el castigo de su creador, Caín optó por ser saxofonista de jazz. Toda la música que arrancaba de su instrumento en los garitos e...

Más información