OBITUARIOS
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Roberto Bergalli, pensador crítico con el sistema penal

Fue maestro de varias generaciones de estudiantes e investigadores interesados por la sociología jurídica de España y Latinoamérica

IÑAKI RIVERA BEIRAS / HÉCTOR SILVEIRA
Roberto Bergalli, criminólogo y exprofesor de Derecho Penal, en Londres.
Roberto Bergalli, criminólogo y exprofesor de Derecho Penal, en Londres.

Roberto Bergalli, fallecido anteayer en Barcelona a los 84 años, nació el 23 de enero de 1936 en Buenos Aires. Durante sus estudios de derecho, toma estrecho contacto con el célebre jurista republicano español Luis Jiménez de Asúa, exiliado en Argentina. Se licencia en 1963 y presenta sus primeras investigaciones, que trascendían ya entonces los límites de las ciencias penales, en el Centro de Estudios José Ingenieros y en el Istituto Italiano di Cultura. Entre 1966 y 1970, continúa su formación en Gran Bretaña e Italia, donde vive los importantes acontecimientos culturales de la época, como los encierros universitarios de mayo del 68.

De vuelta en Argentina, presenta su tesis doctoral en 1971 y vive los trascendentales años tras el final del período dictatorial, impulsando, desde el cargo que ocupa en la judicatura, la clausura del Camarón (como se conocía al tribunal de excepción para el enjuiciamiento y el encarcelamiento de la disidencia política).

Entre 1973 y 1975, gracias a una beca de la prestigiosa fundación Alexander von Humboldt, trabajó con destacados juristas, como Hilde Kaufmann en Alemania, Giuliano Vassalli en Italia y Marino Barbero Santos en España. Ya en Argentina, un mes después del golpe de Estado de la Junta Militar de Videla, Massera y Agosti, del 24 de marzo de 1976, es secuestrado en su domicilio por un comando militar.

Durante un año, permaneció privado de libertad en unas condiciones aterradoras, para ser liberado en abril de 1977 tras una amplia campaña internacional. Recuperada su libertad, Bergalli vuelve a Alemania, exiliado junto con su familia, y gracias de nuevo a la fundación Alexander von Humboldt prosigue sus investigaciones en el Kriminologische Forschungsstelle de la Universidad de Colonia hasta 1979.

Después de la elaboración de su segunda tesis doctoral (¿Readaptación social por medio de la ejecución penal?), dirigida por Enrique Gimbernat y presentada en junio de 1978 en la Universidad de Salamanca ante un tribunal presidido por Marino Barbero Santos, a partir de 1980 se instala como profesor en el Instituto de Criminología de la Universidad de Barcelona.

Publica, junto con Bustos y Miralles, El pensamiento criminológico. Un análisis crítico y edita, también con Bustos, la revista Poder y Control. Revista hispano-latinoamericana de disciplinas sobre el control social.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Desde entonces promueve en España, Europa y América Latina los trabajos de pensadores críticos con el sistema penal, como Baratta, Jock Young, Pavarini, Melossi, Hulsman, Scheerer, Zaffaroni y otros. Con ellos impulsó, a partir del año 1984, el Common Study Programme on Criminal Justice and Critical Criminology entre universidades de España, Italia, Holanda, Alemania, Grecia, Bélgica y Gran Bretaña.

Entre 1993 y 1995, fue director del Instituto Internacional de Sociología Jurídica de Oñati (Gipuzkoa). Tras su regreso a la Universidad de Barcelona, participa con nosotros en la creación del Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos y preside su comité internacional.

Roberto Bergalli, con su intensa dedicación personal y sus numerosas publicaciones, fue un maestro de varias generaciones de estudiantes e investigadores interesados por el pensamiento crítico y la sociología jurídica de Cataluña, España y América Latina. Aprendimos de él que no resulta posible entender el derecho sin tener presente las transformaciones económicas, culturales y políticas de las sociedades en las que actúa como poder punitivo. Todo ello sin olvidar su papel como una instancia reproductora de la hegemonía del capital y de todas las injusticias que este provoca.

Su proyección intelectual, obra, voluntad inagotable, ejemplo ético y afán de justicia, configuran los ejes de la formación de una auténtica escuela de pensamiento que ya forma parte de nosotros y que se proyecta en “sus dos almas”, América Latina y Europa, que esperamos poder seguir alimentando.


Iñaki Rivera Beiras y Héctor Silveira son profesores de la Universidad de Barcelona.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS